Urbanismo estudia una discoteca con sótano en la Plaza Nueva

  • El proyecto plantea ampliar un bar actual de Méndez Núñez y abrir hasta las seis de la madrugada

La fachada del bar que hay actualmente en la esquina de Méndez Núñez con Bilbao. La fachada del bar que hay actualmente en la esquina de Méndez Núñez con Bilbao.

La fachada del bar que hay actualmente en la esquina de Méndez Núñez con Bilbao. / juan carlos muñoz

Comentarios 4

Doce horas al día de apertura: de seis de la tarde a seis de la madrugada. Una ubicación inmejorable: la esquina de Méndez Núñez con la calle Bilbao, lo que supone tener fachada hacia la misma Plaza Nueva. Y una actividad que confirma los nuevos usos de una zona de la ciudad que ha evolucionado de las entidades bancarias y las firmas de moda al sector servicios y de ocio. La Gerencia de Urbanismo maneja ya el proyecto de modificación sustancial de la finca del número 18 de la calle Méndez Núñez, donde una empresa de hostelería plantea convertir el actual bar en una discoteca con sótano. El proyecto, ya visado por el Colegio de Arquitectos, propone una ampliación de la zona de uso que permitiría una plantilla de seis trabajadores con contratos fijos. Desde el punto de vista técnico, el proyecto plantea la ampliación de la licencia de un bar con música para su adecuación a la actividad como discoteca. La parcela está clasificada como suelo urbano para uso de oficinas. A este respecto, en el estudio de insonorización, el proyecto destaca que el local no está próximo a viviendas ni colinda con ningún piso de uso residencial.

Adecuación parcial de local para ampliación de superficie en discoteca Adecuación parcial de local para ampliación de superficie en discoteca

Adecuación parcial de local para ampliación de superficie en discoteca / FUENTE: Fuente: Colegio Oficial de Arquitectos Técnicos de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

El edificio cuenta con planta baja, tres plantas y el referido sótano. El actual bar con música cuenta con licencia de apertura "por silencio administrativo". El pasado julio fue presentada la ampliación de licencia para acoger el uso de discoteca, sumando los metros cuadrados del sótano sin que, por el momento, la Gerencia se haya pronunciado. El proyecto plantea la redistribución del espacio de la planta soterrada mediante un cambio de uso. Se pretende habilitar 86 metros cuadrados de almacén a público sentado y añadir otros 46 metros cuadrados que ahora mismo no están asignados al bar. También se pretenden añadir dos vestíbulos y redistribuir la planta baja para habilitar dos zonas diferenciadas para el público mediante soluciones de carpintería ligera y vidrio. Los promotores entienden que el uso del sótano para la actividad de discoteca no entra en colisión con el vigente PGOU. También se considera que la ampliación de superficie en discoteca es compatible con los usos comerciales de las fincas del entorno. El proyecto incluye no sólo un minucioso estudio jurídico que avala la actividad, sino un estudio de insonorización al detalle. El total de la superficie construida contemplada para el proyecto de discoteca es de 352 metros cuadrados. La superficie que se quiere ampliar en la planta sótano es de 72,95 metros cuadrados y la que se pretende cambiar de uso es de 85,25 metros cuadrados. El cálculo de aforo máximo del local sería de 205 personas. La obra que se plantea tiene un coste de alrededor de 20.000 euros.

La última novedad en la Plaza Nueva ha sido el anunciado desembarco de la Banca March. La Plaza Nueva ha pasado en la última década de ser la milla de oro de la moda a sumar un importante número de locales, bien sin actividad, bien dedicados a bares. Donde había tiendas de alto nivel como Agua de Sevilla o Gastón y Daniela (ésta última en los primeros números de Méndez Núñez) terminaron abriendo bares de copas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios