Urbanismo paga 9,6 millones más a fondo perdido para la Encarnación

  • El Consistorio libra el segundo abono en metálico a Sacyr de los 25 millones de euros comprometidos coincidiendo con la ejecución del 88% del Metropol Parasol

El Ayuntamiento de Sevilla aprobó ayer el pago en metálico de 9,66 millones de euros a fondo perdido a la empresa Sacyr en cumplimiento del pliego de condiciones por la adjudicación de las obras de construcción del Metropol Parasol, en la Encarnación, y de la concesión administrativa para la gestión y explotación del espacio a excepción de la plaza pública. El delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), informó ayer en rueda de prensa de que la Gerencia se había comprometido a librar tal cantidad cuando estuviese ejecutado el 88% de las obras del conjunto arquitectónico que transformará por completo el perfil de la mencionada plaza, hito que ya se ha rebasado, apostilló el concejal.

Estos 9,66 millones componen el segundo pago en metálico recogido por el pliego de cláusulas administrativas particulares de la adjudicación a Sacyr, un abono líquido integrado en la subvención municipal global de 25 millones de euros en varias anualidades ideada en 2005 para despertar el interés de los inversores privados. Estos fondos, procedentes del presupuesto ordinario del Consistorio, cofinancian cerca del 40% del proyecto Metropol Parasol, presupuestado en alrededor de 63 millones de euros -51,3 de ellos previstos inicialmente-. El resto se cubrirá con los ingresos ordinarios de la explotación del complejo Metropol Parasol en régimen de concesión administrativa, que engloba el mercado, el mirador, el anticuarium, el parking y el alquiler de la actual sede de Hacienda como oficinas, entre otros.

Gómez de Celis detalló que tras los dos primeros pagos a la empresa -uno de 12 millones y éste de 9,66 millones- queda por saldar algo menos de cuatro millones de euros, dinero que será abonado cuando la obra esté concluida e inaugurada, lo que sucederá previsiblemente a finales de 2009.

La marcha de los trabajos así lo indica, precisó el capitular, que agregó que los 12 meses que restan para la inauguración se emplearán fundamentalmente en el montaje y ensamble de la estructura de madera que formarán las peculiares setas que recrea el diseño del alemán Jürgen Mayer.

Si se cumplen los plazos, la obra acumulará a final del próximo ejercicio un retraso de dos años sobre la primera fecha de inauguración amparado en la tesis de la complejidad técnica del montaje de la cubierta y del revestimiento de madera.

Eso es, básicamente, lo que queda por completar de la obra: la estructura de madera de pino finlandés de los seis parasoles. "Se trata de un proceso muy complejo, ya que la madera se extrae y modela en Finlandia, se trata posteriormente en Alemania y luego se traslada a España", relató. De los seis pilares, sólo dos han sido construidos con hormigón; la estructura del resto de troncos será de madera desde la propia base, lo que evitará una mayor carga de obra en la zona de la plaza más próxima a Puente y Pellón. Celis añadió que, entre otras actuaciones, también quedan por rematar los trabajos de habilitación del mercado interior y de reurbanización de la plaza en superficie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios