Urbanismo priorizará la accesibilidad antes que los veladores en la Avenida

  • Los técnicos defienden que se opta por la solución menos gravosa al instalar los pasillos más estrechos que exige la normativa

Un discapacitado pasa junto a unos veladores de la Avenida de la Constitución. Un discapacitado pasa junto a unos veladores de la Avenida de la Constitución.

Un discapacitado pasa junto a unos veladores de la Avenida de la Constitución. / belén vargas

Comentarios 4

La Gerencia de Urbanismo priorizará la accesibilidad universal de las personas antes que el interés económico de los negocios en la reordenación de los veladores de la Avenida de la Constitución. Ésta es la principal conclusión del informe que responde al documento elaborado por la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado que entendía que era posible una solución "menos distorsionadora" con la actividad económica de los establecimientos de hostelería. El pronunciamiento del órgano dependiente del Ministerio de Economía se produjo esta semana después de que la Asociación Empresarial de Hostelería reclamara que sus derechos e intereses quedaron vulnerados por la resolución de la comisión ejecutiva que aprobó la nueva ordenación de las terrazas.

En la desestimación a esa reclamación de los hosteleros, los técnicos de la Gerencia defienden que, dado que la actividad se desarrolla en un espacio público, debe garantizarse la accesibilidad universal, optándose en este caso por una solución menos gravosa para el negocio. Se opta por un pasillo peatonal mínimo de 1,5 metros en el interior de la terraza cuando la normativa permite que sea de 1,80. Además, recuerdan que la ordenación aprobada ni autoriza ni concreta el número de mesas y sillas a instalar en cada establecimiento, sino que fija el marco en el que se resolverá la ocupación de la vía pública con el montaje de veladores conforme a la normativa.

En la respuesta de Urbanismo se reitera que el objetivo prioritario de la nueva ordenación es el respeto al itinerario y la seguridad peatonal, así como la accesibilidad universal de los distintos usos que se dan en la Avenida ante el notable incremento de terrazas en los últimos años. Los técnicos entienden que el itinerario peatonal accesible adosado a la fachada es insuficiente dada la gran afluencia de peatones en la zona y su gran atractivo turístico, lo que conlleva que los peatones no sólo circulen por ese recorrido, sino que se vean obligados a invadir el espacio ocupado por numerosos elementos del mobiliario urbano formado por mesas, sillas o expositores. Los transeúntes invaden otras zonas que por seguridad deben estar totalmente libres de obstáculos como el carril bici y el raíl del Metrocentro, lo que ocasiona un riesgo para su seguridad.

El dictamen no vinculante de la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado concluyó que "los mecanismos para garantizar la accesibilidad universal deberán ser siempre tales que no existan otros medios que resulten menos restrictivos o distorsionadores para la actividad económica". El órgano cuestiona "el cumplimiento del principio de necesidad y proporcionalidad en la exigencia de un espacio de accesibilidad de 1,5 metros entre grupos de mesas en relación con lo que se pretende, que es garantizar el uso de las terrazas a todas las personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios