Urbanismo negocia la reubicación de diez familias de San Jerónimo por la apertura de la calle Salmón

  • Los residentes sólo pagan los suministros, razón por la que se negocia, antes de la operación urbanística, la "oportunidad" de que cada uno de estos propietarios "pueda pagar lo que esté acorde a sus posibilidades".

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla negocia con diez familias que residen en las llamadas 'Casitas de los Maestros', en la calle Salmón de la barriada sevillana de San Jerónimo, su futura reubicación con vistas a la operación urbanística, contemplada en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), de apertura de esta vía, en su zona de confluencia con la calle Corvina.

El presidente de la asociación de vecinos 'El Empalme' --cuya sede también está incluida dentro de los inmuebles que serán demolidos--, Ángel Vallano, explicó a Europa Press que los vecinos, que ocupan estas casas desde 1979, se han reunido recientemente con el jefe de servicio de Gestión de Patrimonio Municipal del Suelo de la Gerencia, Francisco Moreno.

Los residentes de estos inmuebles, según explicó Vallano, sólo pagan los suministros, razón por la que la asociación y la corporación local negocian antes de la operación urbanística --que en principio se prevé para el 2011-- la "oportunidad" de que cada uno de estos propietarios "pueda pagar lo que esté acorde a sus posibilidades".

Así, los vecinos fueron informados de que las familias que tengan unas condiciones económicas más precarias serían inicialmente ubicados en la calle San Esteban, en apartamentos "con contrato vitalicio y pagando 20 euros al mes", mientras que el resto se establecerían en viviendas de protección oficial (VPO) en Pino Montano, San Jerónimo-Alamillo o, incluso, en las nuevas VPO que se llevarán a cabo en las inmediaciones de la calle Salmón.

En el encuentro, expuso el líder vecinal, se propuso seguir en las viviendas mientras construían los nuevos pisos en las zonas referidas, mientras que Urbanismo se llevó información del número de familias que ocupan cada casa para adaptarlos a las necesidades de petición de pisos, y un informe económico y social de cada una de ellas.

En cuanto a la intención que persigue la operación urbanística, según señaló Vallano, se quiere "abrir la calle para que se pueda circular y establecer nuevas zonas, dentro de un cambio de la situación orientativa de la barriada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios