Ver para recoger votos

  • El alcalde diseña una campaña para visitar grandes proyectos en marcha bajo un lema muy similar a uno de los que utiliza Zapatero en su campaña electoral

La pasada madrugada comenzó la campaña electoral y, en estos 15 días que culminarán el 9 de marzo, todos tienen que arrimar el hombro para arañar el voto del rincón más recóndito, incluso aquellos que directamente no se juegan nada, como los alcaldes. El regidor de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ya se ha puesto el mono de faena y, con el argumento de hacer balance de las actuaciones recogidas en el Plan Estratégico Sevilla 2010, ha organizado una serie de visitas a algunos de los proyectos "transformadores de la ciudad" junto a un número importante de agentes sociales, políticas y económicas de la ciudad.

El lema, Ver para crecer, es sospechosamente parecido al utilizado por el PSOE para su campaña a nivel nacional, Motivos para creer, con el inteligente matiz de que en el folleto donde aparece el eslogan la letra C aparece en un color más claro para que en una primera lectura rápida se pueda observar Ver para creer, prácticamente idéntico a uno de los lemas que utiliza su jefe Zapatero. Bajo este eslogan, el alcalde visitó ayer las obras de la nueva esclusa del puerto de Sevilla y en próximas fechas acudirá a la planta de EADS-CASA en el aeropuerto de San Pablo, la nueva factoría de Heineken y las obras de la línea 1 del Metro.

Además del folleto publicitario, el alcalde empleó durante el acto un lenguaje notablemente electoral. Sánchez Monteseirín habló de "realidades concretas y no sólo proyectos basados en la buena voluntad de los que forman la comisión del Plan Estratégico", a pesar de que la intervención del Consistorio en estas actuaciones ha sido prácticamente nula. La obra de la esclusa está financiada en exclusiva por la Autoridad Portuaria -si bien en este caso sí tiene el apoyo del gobierno local en la recalificación de terrenos que le ha aprobado para la avenida de Las Razas-, los proyectos de Heineken y EADS-CASA son estrictamente privados, y la línea 1 del Metro es competencia de la Consejería de Obras Públicas. "Lo que diseñamos en su día, hoy son realidades", destacó el alcalde tras afirmar que el mérito de estos logros "no es de nadie en concreto, sino de la ciudad, que ha creído en sí misma".

La primera obra seleccionada para esta ronda de visitas a estos "proyectos transformadores que no están suficientemente interiorizados por la población" es una de las obras de ingeniería más imponentes que se están desarrollando actualmente en la ciudad. La nueva esclusa de acceso a las instalaciones portuarias es como un Canal de Panamá en miniatura, según resaltó el director de la obra, José Luis Martínez, "puesto que su diseño es exactamente igual, aunque con la diferencia de que en Sevilla se salva un desnivel de un metro y medio entre la dársena y el río y en Panamá se salvan 14 metros a través de seis esclusas diferentes".

La actuación -con un presupuesto de más de 166 millones de euros- se encuentra actualmente en su segunda fase y tiene previsto comenzar la tercera a finales de este año, cuando se realizará el ensamblaje de las enormes compuertas que ahora se están construyendo en las instalaciones de Astilleros. El proyecto está ejecutado en torno al 50 por ciento, aunque no está en momento de mayor actividad. Ahora trabajan en la obra en torno a 250 personas -150 en la construcción de la esclusa, 50 en tareas logísticas y otros 50 en astilleros-, aunque para los meses de verano se alcanzarón los 500 trabajadores, el máximo previsto.

Una vez instaladas las compuertas, la UTE que está desarrollando la actuación procederá al desvío del canal del río y los barcos podrán comenzar a cruzar la nueva esclusa que, no obstante, aún no entrará en funcionamiento, un hito previsto para finales del próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios