La Virgen de la Estrella recuperará su inclinación original tras ser restaurada

  • El informe para su intervención revela que la Dolorosa sólo presenta leves problemas estructurales y de policromía

La Virgen de la Estrella se encuentra en buen estado de conservación. Eso al menos se desprende del informe diagnóstico que para su restauración ha redactado el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), y que llegó a la corporación trianera la pasada semana. Los técnicos han dictaminado que la imagen no sufre grandes problemas en su policromía, salvo pequeñas lagunas y desprendimientos, centrados especialmente en la zona del cuello y las manos. El informe también resuelve que la Virgen tampoco presenta importantes problemas estructurales, aunque será interiormente donde se centren el grueso de las trabajos de restauración. De hecho, el IAPH también propone la sustitución de las pestañas y la recuperación de la postura original de la Dolorosa, más inclinada hacia adelante, posición que se alteró en la última intervención de 1977, realizada por el profesor Peláez del Espino.

Con este informe en su poder, la hermandad va a convocar a sus hermanos a un cabildo general extraordinario para explicar todos los pormenores y las diferentes actuaciones que se van a llevar a cabo. Presumiblemente se celebrará antes de que acabe del mes de junio.

En cuanto a la fecha de la intervención, la idea es que la Virgen sea trasladada a la sede del Instituto, en la Cartuja, en septiembre, para regresar a su capilla de la calle San Jacinto en enero de 2010.

La intención de la hermandad había sido siempre que la dolorosa fuera restaurada antes de la presumible salida extraordinaria que tendría lugar a finales de 2010 para celebrar el 450 aniversario de la fundación de la corporación, que tuvo lugar en el año 1560. Para ello, varias personas del IAPH estuvieron realizando en la capilla de la hermandad una serie de estudios para emitir el posterior informe para su intervención. En una primera visita, los técnicos realizaron un examen visual a la Dolorosa, y en una segunda ocasión, se realizó un estudio más en profundidad.

La Virgen de la Estrella es una imagen no documentada, que ha sido atribuida tradicionalmente al escultor Juan Martínez Montañés por diferentes historiadores. Peláez, tras restaurarla en 1977, concluyó: "A mí, la Virgen no me suena a Martínez Montañés, comparadas con obras de este artista no acaba de estar claro su paralelismo. Se trata de una imagen del siglo XVII, una época en la que funcionaban los talleres, con los maestros y discípulos, sin que llegara nunca a saberse qué hacía uno y qué los otros".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios