Un error administrativo retrasa el proyecto del Museo de la Cerámica

  • El Consistorio tendrá que repetir el concurso de ideas del proyecto por un "fallo en la tramitación" · Los propietarios de Cerámicas Santa Ana denuncian el perjuicio económico que les causa la situación

Comentarios 6

Un error administrativo del Ayuntamiento ha retrasado el proyecto de crear en la antigua fábrica Cerámicas Santa Ana (situada en la trianera calle de Antillano Campos) un Museo de la Cerámica y ha llevado a la histórica empresa a una situación de "crisis importante".

Aunque el concurso de ideas convocado por el Consorcio de Turismo de Sevilla para el Museo de la Cerámica tendría que haber finalizado el pasado 3 de enero, "problemas en la tramitación" del mismo -según fuentes municipales- han provocado que se tenga que repetir y que, "hasta dentro de unos días" no vuelva a ser convocado en el Boletín Oficial de la Provincia.

Por ello, y teniendo en cuenta que el plazo de obras estimado por los técnicos es de entre 18 y 24 meses, difícilmente se podrá cumplir el compromiso adoptado ante los periodistas por el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, de tener finalizado el proyecto en 2010.

Sin embargo, las familias propietarias de Cerámicas Santa Ana, representadas por Antonio Rodríguez y José Manuel González, denuncian que el retraso es aún mayor, ya que, en 2006, "el Ayuntamiento se comprometió con nosotros a que el museo fuese una realidad en 2008". Hace dos años, la Gerencia de Urbanismo, la promotora Beleyma y los propietarios del negocio alfarero firmaron un convenio por el cual el Ayuntamiento se hacía con la propiedad de una parte del histórico edificio para construir un Museo de la Cerámica. A cambio, Beleyma (que anteriormente había adquirido la parte del inmueble ahora propiedad municipal) recibía un solar urbanizable en la continuación de La Palmera, y Cerámicas Santa Ana se quedaba con unas amplias dependencias de la antigua fábrica (remozadas por el Ayuntamiento) para continuar con su taller y una tienda de sus productos.

Por tanto, mientras no finalice el proyecto del Museo, Cerámicas Santa Ana (fundada en 1870), aunque mantiene su tienda en la antigua fábrica, debe realizar toda su producción en una nave alquilada en el polígono La Red de Alcalá de Guadaíra, donde trabajan unas diez personas, según los encargos. "El caso es que todo este asunto se está dilatando mucho en el tiempo, causándonos gran perjuicio, pues hemos tenido que realizar una inversión importante en la adaptación de la nave alquilada, además de los gastos periódicos como el pago de alquiler, transportes, un mayor consumo de electricidad y teléfono...", afirman los propietarios.

Los empresarios avisan de que, de continuar así la situación, a finales de año tendrán que "tomar medidas drásticas" para salvar la situación económica de la empresa en unos tiempos de crisis tanto general como en el sector de la artesanía. "Estamos estudiando medidas como la reducción del personal", dicen.

4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios