El líder de los taxistas del aeropuerto pide disculpas a los hermanos del Gran Poder

  • Admite que la frase "no puede ser más desafortunada" y descarta la huelga en Semana Santa

El presidente de la asociación Solidaridad del Taxi, Enrique Filgueras, pidió ayer disculpas a los hermanos del Gran Poder y admitió que la frase que pronunció en una asamblea celebrada el 6 de febrero "no puede ser más desafortunada". Filgueras dijo literalmente "con 2.000 tíos aquí, el Gran Poder, también se sujeta", para cuatro días después advertir al Ayuntamiento que "el conflicto en Semana Santa será inevitable".

El líder de los taxistas del aeropuerto emitió ayer un comunicado en el que explicó que con esa frase quería resaltar "la importancia que tiene la unidad en cualquier ámbito", y se disculpó por "esta torpeza a quienes haya podido ofender de alguna manera, sean o no creyentes". "No fue nunca esa mi intención, por todo ello nuevamente pido perdón y disculpas a todos, desde el hermano mayor hasta el último hermano, a los religiosos y a los ateos", apunta el comunicado.

En la nota, Filgueras descarta que haya una huelga en Semana Santa. "No tenemos dudas de que el Ayuntamiento está empeñado en cumplir lo pactado, como igualmente haremos nosotros. No habrá por tanto, con total seguridad, ningún motivo para que los sevillanos y quienes nos visiten no pasen las fiestas más tranquilas de los últimos años. No habrá huelga ni aunque hubiese retraso en la puesta en marcha de estos operativos de control", añade la nota.

Filgueras lamenta el "aluvión de barbaridades, mentiras, frases fuera de contexto, supuestos falsos, etcétera" que sobre los taxistas del aeropuerto "vienen publicándose en los últimos tiempos", que achaca a un "trasfondo económico o político" que pretende dañar la imagen del taxi y la del Ayuntamiento de Sevilla. "Por ello aseguramos que jamás ha habido intención, por parte de ninguna de las asociaciones representadas en el consejo de gobierno del Instituto del Taxi, de convocar huelga alguna, aunque puede haber frases que son propias en toda negociación y que podían haber sido grabadas de forma maliciosa por alguno de los asistentes a la reunión", continúa Filgueras. La nota de Solidaridad concluye asegurando que la entidad estará "permanentemente vigilando que se cumpla el cuadro normativo de cada una de las partes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios