"En tres o cuatro años se solucionarán los problemas de movilidad y vivienda"

  • Para el secretario del PSOE sevillano, lo peor del gobierno Monteseirín es el retraso del Metro y la Encarnación

Desde su despacho provisional en el barrio de Triana, José Antonio Viera (Villamanrique, 1946) se resiste todavía a revelar sus propuestas estrella y tampoco desvela si quiere repetir como consejero y como secretario general de los socialistas sevillanos.

-Es grave que la solución al colapso de tráfico metropolitano se retrase hasta 2013.

-Estuvimos durante ocho años de Gobierno del PP absolutamente ausentes de recursos económicos para abordar la SE-40, el anillo ferroviario o terminar la Ruta de la Plata y eso ha supuesto que el Gobierno central haya tenido que hacer un esfuerzo de planificación y ahora de inversión generosa. Espero que los ciudadanos sepan valorar ese enorme esfuerzo. Estas obras darán una solución definitiva al problema de transporte y movilidad.

-¿No le parece una larga espera?

-El Cercanías a Cartuja 93 debe estar concluido a lo largo de los dos próximos años y también en dos o tres años el Cercanías del Aljarafe Norte y el resto del anillo ferroviario metropolitano.

-¿Qué ofrece para la provincia?

-La solución definitiva del transporte y la movilidad, el fomento del empleo metropolitano con la construcción de los parques empresariales y tecnológicos en Alcalá y Dos Hermanas y una apuesta decidida por la vivienda protegida para las familias con menor salario.

-¿Qué ha primado en su lista electoral al colocar de tres a Caballos y de seis a Naranjo?

-He intentado cuadrar de manera equilibrada la experiencia y la juventud, la relevancia social y la orgánica. Ésa es la razón de que vaya María Jesús Montero de número dos, que ha hecho un magnífico trabajo en estos cuatro años, o la presencia por su valor orgánico de Susana Díaz, a pesar de su juventud, o el papel que va a jugar José Caballos como un magnífico parlamentario. Creo que hemos encontrado ese equilibrio y prueba de ello es la unanimidad con que la lista se ha aprobado.

-¿Ha querido devolver el revés que sufrió en el Ayuntamiento o poner paz entre las familias del PSOE?

-Rotundamente, no. Habría sido por mi parte mezquino y ruin que yo hubiera tratado de confundir lo que son los intereses generales de los sevillanos con lo que pueden ser las discrepancias o coincidencias orgánicas [en el partido]. Para nosotros es mucho más importante lo que piensan los ciudadanos y sus intereses generales, que los intereses partidarios, por muy legítimos que sean.

-¿Qué opina de los críticos que le hacen frente en su partido?

-Estoy un poco sorprendido con esos críticos anónimos porque este partido siempre tiene todos los canales adecuados para participar y posicionarse en los aspectos orgánicos y también en los de interés general.

-¿Por qué no dan la cara?

-Me habría gustado que en momentos donde era factible la posición clara respecto a una cuestión orgánica la gente se hubiera puesto sus nombres y sus apellidos. Pero, en fin, esto es una pura anécdota en una organización tan importante como el PSOE de Sevilla.

-Lo mejor y lo peor de este gobierno de Monteseirín.

-Lo mejor, seguir con un modelo de ciudad donde las personas tengan un lugar protagonista y continuar con proyectos importantes como la movilidad, el transporte público, el empleo y la vivienda de protección oficial. Lo peor es que a veces la complejidad de proyectos de esta naturaleza hace que no se puedan cumplir los calendarios.

-¿Qué proyectos retrasados destacaría?

-El Metro, que afortunadamente está ya en la última etapa, y el proyecto de reurbanización de la Encarnación y su entorno.

-¿Ve bien que el alcalde de Sevilla quiera repetir por cuarta vez?

-Es importante que los ciudadanos perciban que él tiene ilusión y energía para seguir trabajando por Sevilla, aunque ahora estamos iniciando una legislatura y en política es difícil hacer pronósticos de cara al futuro.

-¿Guarda algún rencor a Monteseirín tras su salida del Ayuntamiento?

-Yo no me arrepiento en absoluto, para nada, del paso que di cuando quise incorporarme a aquella candidatura y pensaba que podía aportar mi experiencia política y mis ganas por hacer cosas por la ciudad. Los acontecimientos posteriores cambiaron totalmente el rumbo de aquella aportación. Pedí disculpas a los ciudadanos por ello y ahora en esta nueva faceta quiero trasladarle a los sevillanos que tengo un compromiso de permanecer los cuatro años de la legislatura para seguir defendiendo aquellas iniciativas, desde una posición distinta.

-Es optimista respecto a su sueño de la Gran Sevilla.

-Es la ilusión que ahora tengo por delante y la que quiero trasladar a los ciudadanos. Estamos en un momento nítidamente metropolitano. En tres o cuatro años se solucionarán las grandes dificultades de movilidad y vivienda. Hay decisión de todos los ayuntamientos de ser fieles servidores poniendo suelo público para solucionar el problema de la vivienda. Podemos aspirar a vivir donde trabajamos o a que la movilidad no sea un problema para encontrar vivienda. Disfrutar del ocio en Dos Hermanas, trabajar en Coria y vivir en Sevillaý A ese ciudadano hay que darle respuesta conjunta de sus necesidades.

-¿A qué atribuye las críticas que ha recibido por proponer un gobierno único para dirigir la Gran Sevilla?

-El modelo de gobierno requiere aún un tiempo de tránsito y no es en estos momentos la prioridad. La prioridad es configurar ese entorno metropolitano. No es un proyecto personalista, sino una reflexión que creo que muchísima gente comparte. Lo que tenemos que hacer ahora es encontrar las mejores respuestas a los problemas de los ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios