Los ayuntamientos aumentan un 55% su personal en tan sólo 6 años

  • Sevilla está a la cabeza, con casi 11.000 nuevas contrataciones · En Andalucía la subida fue del 43% · La tendencia se mantuvo hasta las elecciones de 2007, cuando la crisis inmobiliaria ya despuntaba

Es un hecho asumido que el gran incremento urbanístico de los últimos años habría servido para aliviar la depauperada situación financiera de la mayoría de los ayuntamientos sevillanos. Lo que ya no estaría tan claro era si el dinero que llegaba a las arcas de los municipios se utilizaba para pagar las deudas contraídas o para financiar nuevas prestaciones a los ciudadanos. Pues bien, a tenor de los datos, la balanza se decanta por lo segundo: se han ampliado los servicios y han aumentado las plantillas hasta límites que, en algunos casos, se vuelven ahora insostenibles.

Según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, que se edita cada seis meses, las administraciones locales sevillanas -en las que se incluyen los 105 ayuntamientos y la Diputación- incrementaron sus plantillas en un 55,4% entre 2001 y 2007. Así, pasaron de 19.742 a casi 30.700 personas en nómina: 10.938 empleados más en tan sólo seis años.

El sector se convirtió así en uno de los más dinámicos en ese periodo, en el que los presupuestos se multiplicaron también gracias a convenios urbanísticos y al valor monetario del 10% de cesión del suelo al que tiene derecho el Ayuntamiento en cualquier zona que se urbaniza por primera vez. En estas cifras, que recopila el Registro Central de Personal del Ministerio de Administraciones Públicas, están incluidos funcionarios, personal laboral y empleados de las empresas y organismos autónomos de ayuntamientos y diputaciones. También la Policía Local.

La tendencia es generalizada. En Andalucía el aumento del personal local fue de un 43,53% entre 2001 y 2007. Por detrás de Sevilla, quedaron Granada (un 54,91% más); Huelva (52,92%); Almería (59,17%); y Jaén (42,58%). A la cola, aunque también con subidas notables, se quedaron Málaga (35,74%); Cádiz (30,46%) y Córdoba (la única que quedó por debajo del 30%).

La tendencia que se ha dado en la Administración local se mantuvo, al menos, hasta julio del año 2007, el de las últimas elecciones municipales, que se celebraron en el mes de mayo. De hecho, en el año y medio anterior (enero de 2006 a julio de 2007) las plantillas de las corporaciones locales aumentaron un 12,18% en el conjunto de Andalucía.

Sevilla ya no estuvo a la cabeza, aunque la subida fue significativa y superó el 10%, por delante de Málaga (un 8,91%); Granada (9,77); y Almería (3,78%). El aumento de personal más importante en ese periodo fue el que registraron los ayuntamientos y la Diputación de Jaén, que superó el 26%. Le siguieron Cádiz y Córdoba (más de el 14%) y Huelva (13%). En los dos periodos de tiempo analizado también aumentó el número de funcionarios y personal laboral de las administraciones central y autonómica.

Parte de este personal ha sido contratado, efectivamente, para cubrir nuevos servicios abiertos en los pueblos a cuenta de las inversiones por el urbanismo, como complejos deportivos o culturales. Aunque puede que ahora sea el primer damnificado por el parón de la construcción y la compraventa de inmuebles, que ha agravado la crisis financiera de los consistorios, que ya prestan de hecho un 30% más de los servicios que le corresponden y sin recibir la financiación adecuada.

Varios ayuntamientos sevillanos, como Almensilla y Valencina, ya tienen en marcha expedientes de regulación de empleo. Gelves ha anunciado que tendrá que prescindir de alrededor de 40 trabajadores con contrato por obras que han tenido una relación laboral intermitente con el Consistorio a lo largo del último lustro, para construir los equipamientos en los que se ha invertido a cuenta de los ingresos por urbanismo.

En Espartinas, el Ayuntamiento ha negociado para que las empresas privadas que se han hecho cargo mediante concurso público de servicios que prestaba antes a través de empresas municipales (como el de la piscina cubierta o el hotel-guardería) asuma al personal que tenía contratado directamente y que componía el grueso de su plantilla. En otros núcleos en los que no han tomado medidas aún, están teniendo problemas para pagar las nóminas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios