El carril bici de la ronda histórica será más ancho y seguro del Prado a Resolana

  • El nuevo plan de la bicicleta prevé ganar metros a costa de la calzada.

  • Las obras han comenzado por el tramo de Recaredo invadido por árboles que afecta a un colegio.

Comentarios 2

El nuevo plan de la bicicleta para Sevilla que se ha redactado con vigencia hasta el año 2020 contempla actuar en el carril bidireccional que se extiende a lo largo de la ronda histórica, concretamente desde el Prado de San Sebastián hasta la calle Resolana, que limita con la avenida de Torneo.

La reforma ha comenzado y se hace por razones que tienen que ver con la necesidad de ampliar la anchura de esta vía ciclista (es más estrecha al ser de doble sentido) y para mejorar la seguridad de este tramo, que se ha demostrado como el más transitado de los 180 kilómetros de carril bici de la capital sevillana. Los técnicos tienen claro que la ampliación y mejora de este carril va a ser a costa de restar espacio a la calzada por la que circula el tráfico motorizado y tendrá muy en cuenta al peatón. Así pues el proyecto va asimismo en beneficio del peatón, al que se le ha restado demasiado espacio en los últimos años por la ausencia de una planificación urbana que tenga en cuenta el tránsito de las personas.

Mejorar la circulación ciclista y peatonal dentro del centro es otra prioridad del plan El proyecto de Biciestación segura de San Bernardo saldrá a licitación en septiembre

Esta reforma está contemplada en el nuevo plan de la bici redactado por la UTE Estudio Manuel Calvo y Alherbar con la colaboración de los técnicos del área de Movilidad y los de la Oficina de la Bici, que dependen del servicio de Sostenibilidad e Innovación Urbana (dependiente de Urbanismo). El documento, cuya redacción comenzó a finales de diciembre de 2016, ha sido elaborado y entregado a los responsables de ambas áreas, que deben emitir los informes correspondientes para su tramitación final. La idea es presentarlo en la semana de la movilidad, en septiembre e incluirlo en el plan de movilidad urbana sostenible que pronto tendrá la ciudad.

"Más que un nuevo plan de la bici como tal, el documento define dónde estamos, los problemas que tenemos y dónde queremos llegar con las políticas de la bici en Sevilla capital", aclara Javier Huesa, jefe de servicio de Sostenibilidad e Innovación Urbana, departamento creado en 2016 que también gestiona los fondos europeos que llegan a la Gerencia y los proyectos de accesibilidad universal para personas con movilidad reducida.

La reforma del carril bici de la ronda histórica se hará por tramos que irán definiéndose en proyectos constructivos y se abordará en lo que queda de mandato del socialista Juan Espadas. La primera intervención comenzó hace pocos días en la calle Recaredo, en la sección de carril bici que va de las calles Puñonrostro a Almirante Tenorio. La obra, valorada en 115.000 euros, consiste en desplazar el carril de la zona de arbolado que lo invade ahora, separarlo del acceso al colegio de Infantil y Primaria Jardines del Valle y ganar espacio también para los peatones. Era una prioridad sacar el carril de la hilera de árboles y hacer más amplio el paseo peatonal.

El plazo de ejecución de obra en Recaredo es de tres meses. Los autobuses que circulan hacia la Macarena se desviarán por Amador de los Ríos y José Laguillo. El tráfico de vehículos por la calle Recaredo entre Gonzalo Bilbao y Luis Montoto sólo se permitirá en dirección al Prado de San Sebastián.

Centro histórico

Mejorar la circulación ciclista en el centro de la ciudad es una de las grandes asignaturas pendientes en Sevilla y una de las prioridades que fija el plan. Por varios motivos. Porque el centro se ha dejado fuera hasta ahora de las actuaciones de fomento del transporte ciclista (salvo los carriles de Constitución y San Fernando), porque es la zona que atrae más desplazamientos en bici y porque no hay seguridad para los ciclos con el caos actual de circulación motorizada (desde que se derogó el Plan Centro) y las numerosas calles de adoquines curvos y con resaltes que lo cruzan.

Los planes de la Oficina de la Bici pasan por hacer del casco histórico de Sevilla un "entorno amable para el ciclista" abriendo ejes de paso a todo lo largo y ancho del centro (norte-sur y este-oeste) donde coexistan ciclistas con peatones y con el resto de medios de transporte en un contexto de pacificación del tráfico. Y dejar para más adelante las obras de adaptación viaria de esos ejes. "Serán ejes compartidos de la movilidad ciclista y habrá que hacer un trabajo de concienciación y advertirlo en la señalización a lo largo de las calles", precisa la Oficina.

Para conocer bien los trayectos ciclistas más usados en el centro y planificar mejor estos itinerarios, el Ayuntamiento proyecta poner en marcha un proyecto piloto de la mano de una empresa emergente (start-up) que estudie los trayectos. La idea es captar estos datos con dispositivos instalados en las bicis públicas de Sevici.

San Bernardo

Otra de las prioridades del plan es aumentar la cifra de aparcabicis seguros, sobre todo en destino (no en el origen del trayecto), y que estén colocados en zonas estratégicas para favorecer la intermodalidad entre los distintos modos de transporte.

La primera actuación de calado con este objetivo es el proyecto de Biciestación segura previsto en el intercambiador de transportes de San Bernardo, donde confluyen trenes, tranvía, autobuses y el Sevici. El anteproyecto se está ultimando y debe salir a licitación en septiembre la redacción y ejecución del proyecto constructivo con un coste de 180.000 euros. La Oficina de la Bici quiere que esta experiencia del aparcabici seguro pueda aplicarse en otras zonas.

Otras actuaciones que plantea el nuevo plan de la bici son el fomento del uso de este transporte en los centros públicos y en los centros de trabajo que congregan un considerable movimiento de personas, pero en la actualidad carecen de carril bici. Los caminos seguros escolares forman parte de otra de las prioridades. En próximas fechas se sacarán a licitación un proyecto para fomentar el uso de la bici en los colegios.

El gobierno del socialista Juan Espadas se propuso sacar a la ciudad del letargo de políticas ciclistas que sufría desde 2011. A finales de junio de 2017 se reunió la Comisión Cívica de la Bicicleta tras muchos años sin hacerlo y poco antes, en unas jornadas en el Palacio de los Marqueses de La Algaba, se explicaron las líneas maestras del nuevo plan de la bici que marca el camino que debe serguir la ciudad de aquí a 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios