Los carruajes de la integración

  • Los cocheros organizan para más de 40 jóvenes con discapacidad intelectual de la asociación Aspanri un paseo solidario por la ciudad.

"En el entorno ordinario de la sociedad es donde mejor se hace la inclusión". Rafael Caballero, presidente de Aspanri, tiene motivos para estar satisfecho. Más de 40 jóvenes con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales participaron ayer en un paseo solidario impulsado por los cocheros de caballos de la Asociación Híspalis. Un recorrido turístico por la ciudad que sirvió para fomentar la integración social. La mañana empezó con el traslado de los jóvenes hasta la Plaza de Toros. Un autobús cedido por Tussam los recogió en el centro ocupacional que Aspanri tiene en Sevilla Este. Un trayecto que llevó la emoción contenida de los jóvenes hasta la Puerta del Príncipe de la Maestranza. Allí quince coches de caballos esperaron a los distintos grupos.

La iniciativa permitió a los adolescentes realizar una actividad habitual como es conocer la ciudad subido a un carruaje. El itinerario acordado discurrió por el Paseo de Colón hasta el Parque de María Luisa, donde realizaron dos paradas en la plaza de América y en la de España para hacerse fotos. Un recuerdo que para Daniel y Fernando fue especialmente entrañable. En su coche les acompañó Pastori Martínez, técnica de empleo de la asociación y una de los 10 monitores presentes. La ilusión por la actividad les invadió desde el principio, tanto que hicieron migas con el cochero asignado mientras le enseñaba de su bolsillo derecho un llavero de cuero con la cara del animal. Durante el trayecto, ambos no pararon de saludar a los compañeros y viandantes.

Tras el monumento de Aníbal González, la comitiva continuó por San Telmo hasta la Catedral. Todos quedaron asombrados con las vistas. Contemplar la zona monumental desde el coche se convierte en casi un privilegio que agradece Aspanri, que promueve en sus tres centros la integración y normalización de niños, jóvenes y adultos con discapacidades intelectuales.

"Queremos hacer ver el paseo como una actividad social que nos permite acceder a todos los servicios de la comunidad", explica el presidente de Aspanri. Un servicio que para Luis Ruiz, portavoz de los cocheros, se proyecta para que los jóvenes y sus familias disfruten. La iniciativa, con diferentes colectivos, se organiza por tercera vez y cuenta con la implicación de las áreas de Bienestar Social y Seguridad y Movilidad que facilitó un autobús, motoristas de la Policía Local y Protección Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios