Menos concentraciones y más paralización de industrias y cooperativas en Andalucía

  • La CEA anima a que los empresarios denuncien las coacciones · Libertad sin fianza para el conductor que atropelló al 'piquetero'

Las concentraciones de vehículos en las carreteras andaluzas empezaron a remitir en la cuarta jornada de huelga, mientras que algunas cooperativas agrícolas y ganaderas y una parte de la industria tuvieron que paralizar su actividad.

Las movilizaciones, aunque menores, no desaparecieron del todo. Unos 2.000 agricultores cortaron el tráfico de la autovía A-7 en El Ejido (Almería), donde el sector se volvió a concentrar para exigir una rebaja fiscal tras la protesta del día anterior en la capital, en la que resultaron heridas 21 personas. Además, unos 60 camiones procedentes de varias poblaciones de la comarca de la Vega sevillana protagonizaron una caravana contra los precios del combustible.

Entretanto, los mercados mayoristas vieron reducidas de nuevo sus existencias. Sin ir más lejos, Mercacórdoba recibió el 40% de la fruta y hortaliza que llega habitualmente y un 5% del pescado. Por su parte, la empresa de productos lácteos Puleva paralizó la actividad de su planta en Granada, que emplea a 350 trabajadores, por desabastecimiento. Y los ganaderos de Málaga, que tiraron otros 300.000 litros de leche, cifraron sus pérdidas en 2 millones de euros. La firma Frunet, dedicada a los productos ecológicos, repartió entre los vecinos de Vélez-Málaga ocho toneladas de hortalizas ante la imposibilidad de que lleguen a sus mercados de destino. Por su parte, Santana Motor (Linares, Jaén), con 550 empleos directos y 1.100 indirectos, dijo que tendrá que parar hoy su cadena de montaje si continúa el paro.

Además, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) alertó sobre las cuantiosas pérdidas para el sector agrícola y ganadero y avanzó que las cooperativas se plantean ajustes temporales de empleo. El presidente de la CEA, Santiago Herrero, tildó de "muy grave" el paro y criticó que "se imponga por la fuerza", por lo que animó a los empresarios a que denuncien las coacciones.

Por su parte, la Justicia siguió su curso y el conductor de la furgoneta que atropelló mortalmente en Atarfe (Granada) a Julio Cervilla, miembro de un piquete, quedó en libertad provisional sin fianza con la obligación de comparecer 2 veces al mes en el juzgado. Asimismo, uno de los transportistas detenidos como miembro del piquete que impedía el paso de camiones de CLH en Motril (Granada) fue condenado a ocho meses de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios