El deshielo llega al portal de Belén

  • La Alameda acogió un nacimiento de hielo para concienciar sobre la importancia del ahorro energético

Hasta los 9 grados bajo cero llegaron a registrarse ayer en la Alameda de Hércules o, al menos, esa fue la temperatura que generaron cientos de sevillanos, a través del ejercicio físico, para mantener congeladas en el interior de un tráiler las seis figuras de hielo que han conformado el belén protagonista de la campaña de la Consejería de Medio Ambiente Ecohéroes por el Clima. Desde las 11.30 y hasta las 22.00, con la salvedad de los periodos en los que la lluvia aparecía, fueron muchas las familias que quisieron aportar su granito de arena contra el cambio climático.

Tras recorrer todas las capitales andaluzas, el Belén de Hielo llegó a Sevilla con la misma intención con la que partió a principios de mes, concienciar a los ciudadanos en la lucha contra el cambio climático. El método: generar energía “limpia”, no contaminante, a través de tres bicicletas estáticas y tres cintas de correr que permitieron mantener congeladas las figuras del belén.

Jesús tiene 5 años y pedaleó ayer en una de las bicicletas estáticas, aún no entiende qué es el cambio climático pero su padre, Joaquín, asegura que “desde pequeños hay que educarlos en valores de todo tipo, los ecológicos como está el mundo no pueden ser menos, yo por eso también me subo a la bici, para darle ejemplo”. Mientras, Antonio (15 años) corría en la cinta, y reconoce que la salud del mundo le preocupa: “Pensamos que nunca nos va a pasar, pero después ves cosas como las inundaciones de Alcalá de Guadaíra y te lo piensas”.

Frente a los aparatos de ejercicios físicos, unos termómetros gigantes indican, mediante tres colores diferentes (rojo, verde y azul), el nivel de frío que se suministra al nacimiento que se encuentra en el tráiler. A las puertas de éste, los visitantes se agolpan para ver las esculturas talladas en hielo que la empresa Hielos Torné se ha encargado de realizar.

Luis Mataix es el director general de la empresa de tallado y explica como para esculpir al Niño Jesús, la Virgen María, San José, el ángel, la mula y el buey, han invertido dos semanas. “Tres personas han sido las encargadas de darle forma a bloques de hielo cristalino de 50 centímetros de alto por 25 centímetros ancho que, soldados y esculpidos, dan como resultado unos personajes a tamaño real”, señalo Mataix, quien añade que en caso de que hubiera algún problema y el belén se derritiera, “en Valencia hay un sustituto”.

Joan Domínguez es el responsable del aparato eléctrico (efectos luminosos y música) de esta campaña. Su empresa Sedna Engineering ha sabido compaginar lo que Joan califica “un contraste entre modernidad (con la música, sobre todo) y la tradición (el belén)”. Dice que lo importante es el ahorro energético y por eso “a través de la participación de las personas les hacemos ver que ellos pueden contribuir a mejorar el mundo y son piezas claves, de hecho influyen en el sistema climático del interior del tráiler, si dejan de pedalear, se derrite”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios