El edificio de Madre de Dios será el centro cultural de la Hispalense

  • La sede del Cicus se inspirará en modelos como la Casa Encendida y los Caixa Forum · La Universidad de Sevilla renuncia al proyecto de ubicar allí una residencia de mayores

El edificio universitario de la calle Madre de Dios, antigua ubicación de la Facultad de Ciencias del Trabajo, se convertirá en la nueva sede del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), una vez que se ha desechado definitivamente el proyecto de establecer allí la residencia de mayores de la institución docente.

La idea del Cicus es que este edificio construido entre los siglos XV y XVI (aunque con evidentes intervenciones posteriores) se convierta en un "referente de la actividad cultural en la ciudad", con un modelo de gestión y una programación parecido al de la "Casa Encendida de Madrid o al de los Caixa Forum", según la directora del Centro, Concepción Fernández Martínez.

Además de las oficinas del personal del Cicus, el proyecto contempla que este inmueble de 6.500 metros cuadrados, que formaba parte del antiguo convento Madre de Dios, acoja una serie de infraestructuras que faciliten la labor cultural de la comunidad universitaria, como son salas insonorizadas para ensayos musicales, auditorios de distintos tamaños, espacios expositivos, talleres para danza y flamenco, aulas de cultura digital, etcétera.

Para ello se ha optado por un proyecto arquitectónico de bajo coste que no subirá de los 450.000 euros y consistente en una "ligera reforma" encaminada, sobre todo, a limpiar de tabiques de pladur las estancias y a modernizar la electricidad, las redes informáticas, etcétera. "Lo que queremos son grandes espacios que podamos modular a nuestro antojo con estructuras flexibles", dice Concepción Fernández. Es decir, se pretende que un gran salón pueda dividirse en otros más pequeños con tabiques móviles y así se pueda adaptar a las diferentes necesidades de cada actividad.

En el proyecto tendrá una especial importancia el gran patio central, que servirá tanto de espacio expositivo como de auditorio al aire libre. La intención de la Universidad de Sevilla es que la nueva sede del Cicus esté funcionando a pleno pulmón a finales del presente año 2010. Sin embargo, el centro ya ha realizado allí algunas actividades, como los talleres de jazz, e irá incrementando las mismas en los próximos meses. "Este verano desarrollaremos en el edificio buena parte de la programación de 21 Grados", dice la directora del Cicus.

Además de los ya señalados, la nueva sede cultural de la Hispalense contará con espacios como tienda cultural, club de lecturas, salas de producción, etcétera. En resumen, se pretende crear un centro en el que "apostar por una cultura propia y competitiva".

Por otra parte, la directora del Cicus señaló que se mantendrá la Iglesia de la Anunciación para celebrar conciertos. "En la actualidad estamos estudiando la fórmula de mejorar la acústica", dijo Concepción Fernández.

450.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios