La reforma del calendario festivo

El empleo antes que los puentes

  • La patronal sevillana y el sector turístico se muestran conformes con el traslado de los festivos a los lunes y la desaparición del 'macropuente' de la Inmaculada

Comentarios 9

La recuperación del empleo como principal prioridad. La patronal sevillana de empresarios y el sector turístico se muestran, en líneas generales, conformes con el acuerdo alcanzado a nivel estatal entre empresarios y sindicatos para trasladar los festivos a los lunes y acabar con elmacropuente de la Inmaculada. Tanto la Confederación Empresarial Sevillana (CES) como la Asociación de Hoteleros de Sevilla consideran que esta medida es adecuada en un contexto de crisis en el que el alto índice de paro impide que se obtengan los índices de ocupación de años anteriores durante los puentes festivos, ya que en Sevilla los visitantes nacionales son los que mueven principalmente el sector.

La reorganización de los festivos se incluye dentro de la reforma laboral que los agentes sociales deben presentar al nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Según ha trascendido de la negociación, empresarios y sindicatos han cerrado ya un acuerdo en dos festivos: el 15 de agosto (Asunción de la Virgen) y el 1 de noviembre (Todos los Santos), que se trasladarían al lunes. El tercer festivo que se plantea afecta al puente de diciembre y se trasladaría el día 6 (Constitución) o el 8 (Inmaculada). Sea uno u otro, lo cierto es que así se acabaría con uno de los puentes más largos del año, que en 2011 ha estado compuesto de nueve jornadas, aunque pocos trabajadores son los que han podido disfrutarlo entero.

¿Cómo afectaría esta supresión al turismo en Sevilla? El gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, Santiago Padilla, explica que desde que comenzó la crisis el puente de la Inmaculada no ha vuelto a alcanzar los porcentajes de ocupación de años anteriores, al ser el turismo nacional el que llena los establecimientos durante estos días. "Son los visitantes españoles los que se mueven en estas fechas al tratarse de fiestas nacionales, por lo que es complicado que con 5 millones de parados se obtengan cifras como las anteriores a la crisis", señala Padilla, quien recuerda que este año dicho puente ha sido una excepción al beneficiarse de la final de la Copa Davis en el Estadio de la Cartuja, lo que ha permitido que la ocupación haya sido del 62%.

De semejante forma se expresa el presidente de las Agencias de Viaje, Antonio Távora, un sector donde los puentes han dejado de ser una oportunidad de salir fuera para los sevillanos. "Con la crisis ya no se viaja tanto como antes cuando llega un puente. Antes, el de diciembre era uno de los más solicitados", recuerda Távora, quien considera que pasar el 15 de agosto y el 1 de noviembre a lunes el próximo año "traerá más beneficios" que dejarlo aislado entre semana.

Por su parte, el presidente de la CES, Antonio Galadí Raya, se muestra de "acuerdo" en trasladar al lunes algunos festivos para evitar puentes "que ralentizan la actividad económica". Galadí insiste en que "hay que ser rigurosos y considerar que todas las medidas que se tomen para incrementar la productividad van en el camino adecuado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios