Las empresas municipales se convertirán en corporaciones y añadirán socios

  • Manuel Marchena asegura que la Agrupación de Interés Económico (AIE) incorporará el consorcio de Fibes, Sevilla Global o entidades que se convertirán en sociedades anónimas como el cementerio.

Comentarios 4

La Agrupación de Interés Económico (AIE) de las empresas municipales prevé convertirse en este mandato en una corporación pública con nuevas incorporaciones, entre las que estarían el consorcio de Fibes, Sevilla Global o entidades que se conviertan en sociedades anónimas, como el cementerio.

El vicepresidente de la AIE de Sevilla, Manuel Marchena, ha expuesto hoy, durante un desayuno informativo celebrado en el Club Antares, que esta nueva "arquitectura jurídica" posibilitaría, entre otras ventajas, una mayor "economía de escala", un "único mando efectivo", acudir "sólidamente al mercado financiero" o establecer "balances mucho más estratégicos".

En cualquier caso, según Marchena, se mantendría la "composición pública al cien por cien" de la actual AIE, que engloba a las empresas municipales de la vivienda (Emvisesa), de transportes (Tussam), de aguas (Emasesa) y de limpieza (Lipasam).

A estas cuatro compañías públicas se podrían sumar otras, como el consorcio de Fibes, participado, además de por el Ayuntamiento, por la Diputación y la Cámara de Comercio, o Sevilla Global, según ha expuesto Marchena.

Igualmente, existen ya estudios para convertir en sociedades anónimas entidades públicas, como el cementerio de San Fernando, lo que posibilitaría, al incorporarse a la futura corporación, "descargar" las arcas municipales y convertirse en "una empresa que funcionase por sí misma".

Actualmente, las cuatro empresas que engloban la AIE tienen una facturación conjunta de 350 millones de euros anuales, lo que convierte a esta entidad en la octava empresa del área metropolitana, con 1,2 millones de ciudadanos como usuarios de los "servicios indispensables" que ofrece y con 3.950 empleados.

Las 38 actuaciones de "economía de escala" contratadas por las cuatro empresas a través de la AIE ha posibilitado hasta ahora un ahorro de 9 millones de euros para las arcas municipales, según Marchena.

Además, en un momento de "cambio de ciclo inmobiliario" que afectará también al área metropolitana de Sevilla, la Agrupación de Interés Económico ejercerá un papel "extraordinariamente notable de locomotora pública", ha expuesto su vicepresidente.

La AIE posibilita también el aprovechamiento de fondos de otras entidades, como la Corporación Tecnológica de Andalucía; el lanzamiento de "negocios atípicos" o los "contratos no convencionales", como las últimas adjudicaciones con las que se ha hecho Emasesa en México.

En cuanto a los retos para este mandato de las empresas municipales, el nuevo vicepresidente de la AIE ha resaltado que Emasesa explorará su ampliación a toda la provincia por "solidaridad", pero contando también con la "solidaridad provincial", puesto que la población abastecida por esta compañía metropolitana supone el 70 por ciento del total de Sevilla.

La empresa de aguas cuenta con reservas garantizadas para tres años, que podrán ampliarse a cuatro meses más si se resuelven los problemas de fugas en el centro histórico y Los Remedios.

Respecto a Tussam, deberá revisar su "modelo geográfico y de servicios" a raíz de la puesta en marcha de la línea 1 del Metro y de los proyectos de las líneas 2, 3 y 4, que, a su vez, marcarán la "estrategia" de nuevos tranvías.

Lipasam tiene en la mejora de la "calidad del servicio" y de la "productividad" sus apuestas para este mandato, mientras que la Emvisesa "debe mantener el ritmo extraordinario" de construcción de VPO de los últimos cuatro años, hasta sumar entre 8.000 y 9.000 viviendas más en el próximo cuatrienio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios