Un juez expulsa a una doctora "déspota" de la bolsa del SAS

  • La médico tiene escasa cualificación y mantenía una relación conflictiva con colegas y pacientes

Comentarios 29

Un juez de Sevilla ha confirmado la decisión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de sacar de su bolsa de contratación a una doctora de escasa cualificación que "no ha hecho nada para suplir sus carencias" y que además es una "déspota" con los pacientes y familiares.

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso 10, a la que tuvo acceso Efe, confirma la decisión del SAS de no contratar a A. D. E. como médico de urgencias por el "abrumador expediente administrativo" que acumulan sus sanciones por faltas graves y sus "deficientes conocimientos y habilidades como profesional".

La doctora "ha demostrado no saber enfrentarse a situaciones clínicas complicadas", en las que derivaba los enfermos hacia otros compañeros y evitaba "la atención a pacientes que presentaban patologías más complicadas", según la sentencia.

La doctora, de origen peruano, "no ha puesto ningún medio para suplir sus carencias, salvo la utilización de todo tipo de artificios para evitar sus responsabilidades como profesional", dice el juez sobre la última sustitución en la que trabajó la reclamante en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

El juez rechaza la pretensión de la doctora de ser contratada de nuevo, para lo que alegó poseer una puntuación en la bolsa de contratación del SAS por encima de otros colegas, y añade que la administración sanitaria "ha hecho lo correcto -y lo esperable- en aras de garantizar el buen servicio y atención a los usuarios de la sanidad pública andaluza".

A. D. E. "mantiene una relación inexistente o inadecuada, cuando no conflictiva" con sus colegas, acumula faltas de asistencia injustificadas, por las que fue objeto de varios expedientes, y a dos colegas les insultó en el mostrador de consultas llamándoles "borrachos" y "alcohólicos".

A una médico adjunta le dijo a gritos, delante de las enfermeras: "Amargada, que te follen", motivo por el que fue sancionada con quince días de suspensión de empleo y sueldo. La doctora fue objeto de otro expediente por denegación de auxilio a los pacientes y desconsideración a familiares porque en una ocasión "desatendió deliberadamente y pese al requerimiento de varios pacientes a una persona caída en el suelo" y a unos familiares que le preguntaron el tiempo que tardaría en atenderles les respondió "esto es lo que hay" y que "si no les gustaba, que se fueran a otro hospital".

Además, constan numerosas reclamaciones de pacientes que denunciaron la desconsideración de la doctora y su conducta no idónea, en expedientes que se cerraron sin sanción por finalización de su contrato de sustitución.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios