accidente mortal en valme

La familia de la víctima denuncia al hospital y a la empresa del ascensor

  • El padre pide que los elevadores se revisen al menos una vez por semana

  • El juzgado abre diligencias y la Policía interroga a los responsables del mantenimiento

  • Hoy es el sepelio

Entrada principal del Hospital Virgen de Valme. A la izquierda, la joven Rocío Cortés. Entrada principal del Hospital Virgen de Valme. A la izquierda, la joven Rocío Cortés.

Entrada principal del Hospital Virgen de Valme. A la izquierda, la joven Rocío Cortés. / Víctor Rodríguez

Comentarios 2

La familia de la mujer muerta el pasado domingo en el hospital Nuestra Señora de Valme ha iniciado ya las acciones legales contra el centro hospitalario y contra la empresa encargada del mantenimiento del ascensor. Así lo confirmó ayer Juan Cortés, el padre de la víctima, Rocío Cortés Núñez, a las puertas del tanatorio de San Jerónimo de Sevilla. Allí tiene su sede el Instituto de Medicina Legal, donde durante la mañana se le practicó la autopsia al cadáver de su hija. Una vez terminada la prueba forense, al filo de las tres de la tarde, los restos mortales de Rocío Cortés fueron trasladados al tanatorio crematorio de Dos Hermanas, donde permanecieron durante toda la tarde y donde está previsto que se celebre hoy el sepelio."Un ascensor de un hospital, que es utilizado por muchas personas durante las 24 horas, debe ser revisado continuamente, si no a diario, al menos semanalmente", decía ayer el padre de la mujer fallecida. El elevador en el que murió su hija fue revisado por última vez el día 12 de agosto. La denuncia ha sido presentada ya en el Juzgado de Guardia de Sevilla y se incorporará a las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción número 1, encargado del caso. La investigación de la muerte la está llevando el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Sevilla. Los agentes de esta unidad han llamado a declarar -en principio, en calidad de testigos- a los responsables de la empresa encargada del mantenimiento de los ascensores en el hospital de Valme. El elevador fue fabricado hace cuarenta años por Schindler, pero el mantenimiento lo llevaba desde hace cuatro la empresa Orona.

Rocío Cortés Núñez, de 25 años y vecina de la barriada nazarena de los Montecillos, murió pasadas las dos y media de la tarde del domingo, horas después de que le hubieran practicado una cesárea, por la que dio a luz a su tercera hija. Rocío iba a ser trasladada de la segunda planta, donde está la llamada sala del despertar, a la tercera, donde estaría su habitación. Según las primeras investigaciones, todo apunta a que la secuencia de los hechos fue la siguiente: el celador introdujo la cama con la mujer en uno de los ascensores, pulsó el botón para subir a la tercera planta, pero el ascensor no reaccionó.

Viendo que no funcionaba, el celador comenzó a sacar la camilla para buscar otro elevador en el que trasladar a la paciente. En mitad de la operación, cuando el celador se encontraba fuera del ascensor maniobrando la cama, el elevador comenzó a funcionar. La plataforma subió pese a que estaban las puertas abiertas. Esto hizo que la camilla subiera con ella y la cabeza de la mujer se golpeara contra la parte superior de la puerta, mientras el resto del cuerpo siguió subiendo, lo que provocó el aplastamiento de la cabeza.

El celador no pudo hacer nada porque el ascensor no tiene ningún botón de parada y sólo dispone de uno para abrir y cerrar las puertas. No tuvo oportunidad de pulsarlo porque el elevador se fue hacia arriba sin que le diera tiempo a reaccionar, pero aunque lo hubiera hecho no podría haberlo detenido. Este profesional, que es una persona muy experimentada y lleva muchos años trabajando en el hospital, se encuentra muy afectado por lo ocurrido. Nunca hasta ahora había ocurrido algo así en el hospital de Valme, que un ascensor subiera con las puertas abiertas.

La bebé nació con una cardiopatía congénita y fue trasladada al Hospital Virgen del Rocío, donde permanece estable e ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Neonatos. La dolencia que padece requerirá en su momento de una intervención quirúrgica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios