Sevilla

Las franquicias colonizan el comercio

  • Acaparan una cuarta parte de los negocios de Sevilla

  • Su presencia es mayor en la restauración, donde llegan a suponer más de la mitad de los establecimientos hosteleros

Presentación del Franquímetro. Presentación del Franquímetro.

Presentación del Franquímetro. / Juan Carlos Vázquez

La franquicia es el presente y el futuro. Este modelo de negocio acapara ya casi el 25% del comercio sevillano, según el primer estudio sobre dicho sector en la capital andaluza elaborado por la consultora FranquiShop. Su presencia resulta especialmente destacable en la actividad hostelera, donde más de la mitad de los establecimientos operan bajo esta fórmula, que supone un alto grado de garantía para emprendedores, especialmente para los que se de adentran en el ámbito comercial a partir de los 35 años. Los expertos estiman que su presencia irán incrementándose, debido a la economía globalizada que se rige por la importancia de las marcas.

Sevilla no es ajena a un fenómeno que comenzó décadas atrás. Primero fueron los grandes almacenes, luego llegaron los centros comerciales y ahora lo hacen las franquicias. Este tipo de negocio ha permitido extender a nivel mundial numerosas firmas que no podrían estar presentes en las ciudades más importantes si no fuera por esta fórmula. Las garantías y protección que ofrece a los inversores es uno de los motivos de su éxito. Éstas fueron algunas de las explicaciones dadas ayer por Prudencio Martínez, director de Franquishop, la consultora que ha elaborado el mencionado estudio, presentado en la Cámara de Comercio de Sevilla.

El desarrollo de este fenómeno en la capital andaluza debe explicarse dentro de lo ocurrido en España desde finales de la década de los 80, cuando empiezan a abrirse las primeras tiendas franquiciadas. "Su auge no ha sido de la noche a la mañana. Se trata de un proceso pausado y de un éxito consolidado", explicó Martínez en su comparecencia. En toda España existen 1.229 enseñas que operan con esta fórmula, lo que ha permitido crear una extensa red comercial de 65.810 establecimientos, una cifra que no hubiera llegado ni a la mitad de no optarse por este modelo. Ahí están los números que lo demuestran: 19.685 tiendas son propias y 46.125 franquiciadas. El segundo grupo supone más del doble que el primero.

Andalucía es la cuarta comunidad autónoma del país por número de enseñas franquiciadoras, con un total de 137 firmas y 4.409 establecimientos abiertos, lo que supone al año un volumen de facturación de 866 millones de euros y la generación de 12.726 puestos de trabajo. Eduardo Badía, director general de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), añadió que es la tercera región española en número de empresas con presencia en el extranjero. "Ahí está el futuro, en la internacionalización", apostilló.

En la capital andaluza esta fórmula ha logrado un gran éxito entre las empresas autóctonas, la mayoría de ellas pymes familiares. Sin este modelo, el grado de expansión hubiera resultado imposible. En la ciudad existen 55 entidades franquiciadoras, una cantidad que representa el 37% del total regional y el 4,5% del nacional. Las enseñas sevillanas cuentan con 1.763 negocios repartidos por toda España, en los que hay empleados 5.090 personas, con una facturación de 356 millones de euros anuales.

El sector servicios es el que predomina entre las firmas locales, hasta llegar al 50% en este modelo de negocio. Aquí se encuentran nombres consolidados como Dental Company (con una fuerte implantación en poblaciones de menos de 15.000 habitantes), Laserum, Princelandia o Elite Gaming Center. El comercio representa el 30% del sector, con marcas de referencia en el mundo de la moda, como la sevillana JVZ, Libélula Shop, Plampling o La Barata, así como Merkamueble en el ámbito de la decoración. En la restauración, las franquiciadoras sevillanas comienzan a ganar terreno a las grandes enseñas internacionales hasta suponer un 20% entre las empresas autóctonas que optan por esta fórmula. Aquí se incluyen empresas como El Papelón, Pomodoro, Café de Indias o La Mar de Gambas.

Para conocer el avance de las negocios franquiciados en Sevilla, la citada consultora ha basado su análisis en dos centros comerciales (Nervión y Los Arcos) y tres vías donde predomina el sector terciario: Sierpes, el eje conformado por Tetuán-Velázquez y O'Donnell (la nueva Milla de Oro de la ciudad) y Asunción (en Los Remedios), que constituyen las principales arterias y focos donde se desarrolla la actividad comercial en la ciudad. Tras analizar 400 establecimientos se ha constatado que el 23% de ellos se gestionan mediante franquicia, un dato extrapolable al resto de la ciudad. Por tanto, se deduce que una cuarta parte de las tiendas de Sevilla están franquiciadas.

El grado de implantación de este tipo de negocio varía en función de la actividad. En la moda, por ejemplo, la presencia es minoritaria, sólo del 16%, pese al empuje de las enseñas sevillanas mencionadas antes. Ello se debe a la gran competencia que suponen los principales grupos textiles -Inditex, Mango, Cortefiel, Desigual o Adolfo Domínguez-, que apenas dejan hueco para el desarrollo de marcas franquiciadoras. Dicho porcentaje resulta más alto cuando se salta a ámbitos como la decoración, la telefonía móvil, las ópticas o los juguetes, donde las franquicias llegan al 20%. En el sector servicios -peluquerías, estética, mecánica y centros de lavado- el grado de penetración alcanza el 33%. Pero, sin duda, el ámbito en el que la franquicia reina en Sevilla es en el de la hostelería, donde representa el 61% de los establecimientos de restauración que existen en la ciudad, es decir, más de la mitad.

El estudio también refleja diferencias entre los centros y las vías comerciales. En los primeros la presencia de la franquicia es mayor, hasta alcanzar el 28%. En el de Nervión Plaza esta cifra llega al 32% y en el de Los Arcos, al 24%. De nuevo aquí la moda es el sector donde menos presencia tiene este tipo de negocio, que destaca en la hostelería, al ser una fórmula que se adapta bastante bien a los centros comerciales. En las principales calles de la ciudad la franquicia posee un menor protagonismo, al suponer un 20% de los establecimientos que en ellas radican. De las calles analizadas, en la que más franquicias operan es en Sierpes, donde acaparan el 22% del comercio. La restauración, de nuevo, vuelve a ser el ámbito en el que más presencia tienen, con un 46% de representación, porcentaje que, pese a ser menor que al de los centros comerciales, adquiere bastante importancia si se tiene en cuenta que se trata de enclaves muy turísticos y en los que -se supone- la ciudad debe lucir sus principales señas de identidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios