Pleno municipal Promesa fuera del Pleno de atajar los problemas del taxi

El gobierno anuncia 'mano dura' en la futura ordenanza del taxi

  • Movilidad expresa la "voluntad decidida" del Ayuntamiento de redactar la nueva norma en 2008 para poner freno al fraude de la Feria y el aeropuerto y acabar con la mala imagen del taxi ante los turistas

Comentarios 40

El gobierno municipal parece decidido a intervenir con más firmeza en el control del servicio del taxi que tantas quejas provoca entre los sevillanos y visitantes de la ciudad. En nombre del gobierno municipal, el concejal de Movilidad salió ayer del Pleno para anunciar a la prensa que "en próximas fechas" el Ayuntamiento de Sevilla convocará a todos los sectores sociales (taxistas, vecinos, consumidores y sector turístico) para consensuar entre todos la redacción de una nueva Ordenanza del Taxi que corrija los importantes defectos de la que está en vigor desde 2000 y "prestar un servicio más acorde".

El concejal Fernández recalcó "la voluntad decidida" del Consistorio de superar la oposición de algunas patronales a que se regule el sector con idea de tener "este año" lista la redacción de la ordenanza para su posterior entrada en vigor y declaró que la norma servirá para atajar con más eficacia los cobros fraudulentos que comenten algunos taxistas en las fiestas primaverales (como ha sucedido esta Feria y otras anteriores con el cobro fijo de 50 euros por trayecto y la expedición de recibos falsos) y en el trayecto al aeropuerto. "Que sirva de freno para ese sector muy minoritario del taxi, que no se pueda escapar de ninguna manera una vez sancionado", declaró ayer Fernández.

El edil se refirió también a la necesidad de una buena regulación del sector con vistas a acabar con la pésima imagen que de él se lleva el turismo de la ciudad, según la opinión recogida en encuestas. La norma servirá, asimismo, para garantizar el buen funcionamiento de los taxis en "fechas clave" de Sevilla: Semana Santa y Feria, y para regular de una vez la futura implantación de una emisora pública única que integre a los 1.400 taxistas fuera del servicio telefónico de las tres emisoras privadas.

Fuentes de la Delegación de Movilidad confirmaron a este periódico que la Concejalía no parte de cero en la tramitación de esta norma porque ya dispone de un borrador de ordenanza que presentará para que cada colectivo incorpore las modificaciones que estime necesarias. El edil socialista explicó que el texto definitivo resultará de artículos de la actual ordenanza que mantienen su vigencia más otros nuevos que salgan del debate de los sectores que participarán.

Actualmente, el gobierno municipal mantiene que las sanciones previstas en la ordenanza vigente no dan respuesta a la realidad del sector, como se puso de manifiesto en la huelga salvaje con la que las patronales del taxi dejaron sin servicio a la ciudad en Semana Santa y Feria de 2006.

Según la Delegación de Movilidad, la entrada en vigor en 2003 de la Ley andaluza de Transporte de Viajeros urbanos y metropolitanos, que incorpora sanciones y su cuantía, tampoco le sirve para sancionar con eficacia los cobros abusivos que sufren los turistas que llegan al aeropuerto, porque los jueces revocan estas sanciones alegando que la norma andaluza sólo regula los cobros ilegales de forma genérica, sin entrar en detalle de cuándo hay que cobrar.

La promesa municipal se produce tarde. Los conflictos del sector se agudizaron hace ya dos años. Desde entonces las asociaciones de consumidores reclaman mano firme al Ayuntamiento para evitar perjuicios a la ciudadanía en este transporte público. Fernández respondió con evasivas a por qué no se ha aprobado antes la ordenanza: "Nunca es tarde, si la dicha es buena" y sólo añadió que se ha buscado el momento ("ahora hay condiciones objetivas para hacerlo").

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios