El gobierno local reduce a 47 las calles que pueden cambiar de nombre

  • Los vecinos tienen dos meses para alegar en contra, si demuestran que la persona no estuvo ligada al golpe militar ni a la Dictadura · La nueva rotulación dará prioridad a mujeres y figuras de la Ciencia

Comentarios 45

En lugar de las 64 que proponían inicialmente, PSOE e IU han acordado reducir a 47 las calles de Sevilla que cambiarán de nombre para cumplir la Ley de Memoria Histórica 52/2007, pero antes de su aprobación definitiva en el Pleno de julio los vecinos de los barrios afectados podrán presentar alegaciones contra esta decisión -avalada teóricamente por ocho expertos, historiadores en su mayoría de la Universidad de Sevilla que prefieren mantenerse en el anonimato- o bien hacer nuevas propuestas no incluidas en el listado. Los 11 distritos de la ciudad y la oposición (el PP) tendrán que pronunciarse sobre el cambio de calles antes de someterlo al Pleno.

Seis de las 47 calles propuestas mantendrán el nombre, aunque incorporando una nueva precisión para dejar claro el motivo del homenaje. A la calle José María Pemán se le añade "escritor"; a Marqués Luca de Tena se le sustituye el título nobiliario por "Torcuato"; a la Plaza Ruiz de Alda se le añade "aviador" y a Regimiento de Soria el "número 9". Pozoblanco y Peñarroya se dejan como "villa de" para borrar la alusión a las acciones bélicas de la Guerra Civil por las que se rotularon en 1969.

El concejal Antonio Rodrigo Torrijos (IU) negó ayer que la ronda Pío XII estuviera "en ningún listado" inicial y atribuyó la polémica surgida sobre ésta y otras calles más a que "alguien lanzó liebres".

Respecto a las alegaciones ciudadanas, el edil de IU aseguró sólo se aceptarán las que demuestren, sobre la base de datos históricos, que "la persona no fue una piedra sustantiva del golpe militar o de la Dictadura", y advirtió de que en ningún caso prosperarán las peticiones para que simplemente no se cumpla el artículo 15.1 de la Ley, que permite a las administraciones retirar símbolos "de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Para facilitar los trámites de papeleo una vez se apruebe el listado definitivo, el Ayuntamiento promete enviar a todos los hogares de las calles afectadas "certificados de equivalencia" con los que se podrán realizar las gestiones administrativas necesarias, y también promete comunicar de oficio los cambios de calles a más de 70 instituciones (centros de salud, hospitales, bancos, etcétera). Según el concejal de Innovación Juan Antonio Martínez Troncoso (PSOE), el equipo de gobierno está estudiando prestar ayuda a las empresas que resulten agraviadas por esta medida, sobre todo en los gastos de imprenta y añadió que podrían estudiarse ayudas para los particulares, aunque "nunca" se hayan concedido en casos anteriores. El proceso de renombrar calles tendrá dos fases: la primera consiste en aprobar en julio la retirada de la rotulación actual, y la segunda en darles nombres según las sugerencias de vecinos y entidades de la ciudad, un proceso que se espera culmine a finales de este año, pero sin prisas. Torrijos precisó que el deseo del Ayuntamiento es evitar referencias anteriores a la Democracia y dar prioridad a rótulos con nombres de mujeres y de personajes relevantes de la Ciencia que, en su opinión, escasean del callejero de la capital.

El criterio de la comisión técnica formada por IU y PSOE, que se ha reunido en cinco ocasiones (del 27 de marzo al 20 de mayo) con el asesoramiento de los historiadores citados, ha sido conservar las calles rotuladas en Democracia y aquellas en las que existía una "legítima duda razonable" sobre su modificación.

En la explicación de motivos, los ediles Troncoso y Torrijos defendieron que la lista se ha hecho con "rigor, profesionalidad y sin afectación partidaria ni política". "No hay motivación ideológica por ser de derechas o de izquierdas (...) ni se retiran por ser malas personas ni porque no aportaran a la ciudad", declaró el edil de IU, quien aseguró que la única pretensión ha sido cumplir con la Ley. La sustitución de nombres de cinco colegios públicos también se propondrá a los consejos escolares respectivos (ver cuadro).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios