El gobierno retomará el proyecto de la mezquita de Los Bermejales

  • El PSOE anuncia ahora que oirá "a todas las partes" pese a que la decisión política fue no construir el templo · IU destaca que no está "en contra" del proyecto

El gobierno local de Sevilla tiene hoy una directriz interna diferente a la de anteayer: ha de retomar el proyecto de construcción de la Mezquita en Los Bermejales obligado por una sentencia judicial y por mandato expreso del alcalde. Este controvertido proyecto se hallaba paralizado desde que Monteseirín zanjara el debate en plena campaña electoral con el anuncio de que "mientras gobierne yo no se hará porque no se dan las circunstancias". Ahora, el fallo del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Sevilla que avala el derecho de la Comunidad Islámica de España a construir la mezquita en la parcela declarada de interés público y social cedida gratuitamente por el Consistorio ha puesto a Alfredo Sánchez Monteseirín en un brete del que saldrá, precisamente, aduciendo a las circunstancias actuales, que ahora parecen ser otras bien distintas.

El regidor renunció ayer valorar la sentencia en las dos convocatorias de prensa que tuvo por la mañana, y se remitió a un comunicado dictado por el delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo, en el que anunció que "se oirán todas las partes" en el nuevo escenario que se ha abierto.

La directriz interna con que trabaja el gobierno es la de retomar el proceso de construcción de la mezquita en Los Bermejales y dar marcha atrás al archivo provisional del expediente de cesión de la parcela de 6.000 metros cuadrados a la comunidad islámica. Eso, pero trazando un cuidadoso cronograma de reuniones, pactos y consensos que eviten la confrontación vecinal y el uso de este proyecto como arma arrojadiza política, como sucedió en campaña.

Por lo pronto, Carrillo anuncia su intención de "oír a las partes", en referencia tanto a un posible recurso, ya anunciado, de la asociación vecinal Bermejales 2000 ante el TSJA como a las posibles alegaciones de la Comunidad Islámica contra el archivo del expediente, del que dijo que era provisional y cuyo cierre se encontraba a la espera del fallo judicial.

Asimismo, recordó que "habrá que ver" si se mantiene la suspensión cautelar que pesaba desde febrero de 2006 sobre el expediente de obras, una decisión que compete al organismo judicial, por lo que agregó que se encuentran "a la espera" de ver cómo reaccionan las distintas partes antes de tomar una decisión definitiva al respecto.

En el cambio de postura del gobierno local no sólo ha pesado el fallo judicial, que solamente se podría sortear merced a un acuerdo indemnizatorio con la comunidad islámica. La opinión del socio minoritario de gobierno, IU, ha sido decisiva. Y no sólo ahora, puesto que mantiene sin cambios la línea argumental de defensa de la mezquita de los Bermejales.

El portavoz de IU y primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, lo trató ayer de decir con elegancia, pero en el fondo sentenció que "no está en contra de la mezquita" y que la posición como socio minoritario de gobierno "ni es discriminatoria, ni asimétrica, ni liberticida" en lo que respecta a la libertad de culto que ampara la Constitución. Torrijos reiteró que la sentencia "abre un nuevo escenario" y abundó en el argumentario del fallo "al consolidar la normalización del culto". Así, aludió a la existencia de acuerdos para la cesión de suelo y subvenciones municipales a otras religiones: "Si no estamos en contra de la cesión de suelo de interés público y social para la iglesia Evangélica y la Cristiana, tampoco lo estamos para quienes practican el rito musulmán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios