El hermano mayor de Monte-Sión niega matices machistas

  • Rafael Buzón explica que el cese del capataz se debe a un "exceso" del aludido en sus funciones al "no haber informado" a la junta de gobierno de Monte-Sión acerca de la participación "extraordinaria" de las dos mujeres costaleras.

El hermano mayor de la cofradía nazarena de Monte-Sión, Rafael Buzón, ha alegado que el cese del capataz general de la hermandad por la inclusión de dos mujeres en un ensayo de una cuadrilla de costaleros obedece a un "exceso" del aludido en sus funciones, al "no haber informado" éste a la junta de gobierno de la organización acerca de la participación "extraordinaria" de dos mujeres que no pertenecían a la hermandad en las prácticas previas a los desfiles de la Semana Santa, negando así cualquier matiz "machista" en los hechos.

Rafael Buzón informó a Europa Press de que fue ayer mismo cuando la junta de gobierno de la hermandad nazarena de Monte-Sión, con sede en la calle Feria de la capital andaluza, acordó cesar a José García Monge del cargo de capataz general, función que ejercía desde hace aproximadamente 20 años. El cese se produjo después de que la junta de gobierno comprobara que el capataz general había contado con dos mujeres para conformar una cuadrilla de costaleros en un ensayo reciente, tratándose de dos mujeres que no forman parte de la hermandad y que habrían tomado parte en el ensayo sólo en calidad de "amigas" del ya cesado capataz general.

Rafael Buzón reconoció que la introducción de mujeres en las cuadrillas de costaleros constituye un hecho "extraordinario" para la hermandad, alegando que el capataz general "no había informado" a la junta de gobierno de la participación de estas dos mujeres en tal ensayo. José García Monge, según dijo, se habría "excedido" en sus competencias al incluirlas en ese ensayo sin la autorización de la junta de gobierno de la cofradía, que goza de poder sobre la designación directa y el cese de este cargo.

"Lo lógico es que la junta de gobierno esté informada de este tipo de cosas", alegó Buzón para negar connotaciones "machistas" en el cese de García Monge, para lo cual argumentó que el cargo de Diputado de Caridad y Relaciones Públicas es actualmente ostentado por una mujer; Soledad Rodrigo Hurtado.

El hermano mayor de esta cofradía aseguró que la organización "no cierra sus puertas" a las mujeres y consideró que el ya ex capataz general "tendría que haber informado" a la junta de gobierno de este hecho "extraordinario", señalando que García Monge goza de todos sus derechos como hermano de Monte Sión.

El IAM dice que "la fe no tiene sexo"

Por otra parte, la coordinadora provincial en Sevilla del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Ángeles García, ha criticado la destitución del capataz José García Monge, ya que, a su juicio, "la fe no tiene sexo".

La portavoz del IAM indicó que las mujeres tienen los "mismos derechos" que los hombres, por lo que "deben ser libres para poder participar en las cofradías como costaleras, si así lo deciden". No obstante, aseguró que el mundo cofrade sigue estando "muy masculinizado" y que sus costumbres "no son propias del siglo en el que nos encontramos". 

Asimismo, García pidió a los miembros de la hermandad que realicen una reflexión acerca de lo ocurrido y sobre el daño que han realizado tanto a las dos mujeres como al capataz, "que debería ser readmitido". "No es lógico que con los avances que las mujeres están realizando en todos los campos de la sociedad todavía se las vete en algunos sectores", concluyó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios