La hora de jugar "a lo grande"

  • El catedrático José María 0'Kean analiza la situación de España y las posibilidades para salir del declive

Perder el miedo al riesgo y atreverse a competir. O en pocas palabras: "La hora de jugar a lo grande". Así resumía el catedrático de Economía Aplicada José María O'Kean la actitud que debe mostrar el conjunto de los españoles para afrontar la actual situación económica. Estas declaraciones formaron parte de la ponencia que pronunció ayer en el primer desayuno organizado por la asociación de antiguos alumnos del Colegio San Francisco de Paula, en el que también intervinieron el catedrático de Derecho Mercantil Manuel Olivencia y el ingeniero y presidente de Ayesa, José Luis Manzanares, a los que acompañaban el presidente de la asociación organizadora, Juan Salas Tornero, y el director del colegio, Luis Rey Goñi, entre otros.

O'Kean -antiguo alumno del San Francisco de Paula- analizó la postura que ha mantenido España a lo largo de los últimos siglos respecto a la economía internacional. Retrocedió hasta el reinado de Felipe II -en un repaso ameno que acaparó la atención de todos los asistentes- para explicar el "cierre y el temor" que han tenido los españoles para afrontar el futuro. "Siempre nos ha gustado tener un Estado protector, nos hemos acostumbrado a las subvenciones, hemos preferido la búsqueda de la renta a la productividad" , señalaba el catedrático de Economía Aplicada, quien recordaba que en los últimos años mientras los países vecinos invertían en tecnología, en España el único desarrollo era el de la vivienda, fundamentando en la finanza, que ha dado al traste con esta crisis financiera.

Según O'Kean, actualmente se está configurando "la Europa de las dos velocidades", siendo la primera de ellas la "germánica", que liderada por Alemania exigirá a los países socios "una armonización más profunda, con impuestos del IVA y de sociedades parecidos y con un compromiso de no superar cierto déficit". "Ésta es la única vía que le queda a España y nos va a costar sangre, sudor y lágrimas estar en ella, pero es la hora de jugar a lo grande", expuso el catedrático.

Olivencia, por su parte, aseguró que la crisis actual no es sólo económica, sino también de valores, por lo que abogó por recuperar la educación del esfuerzo y la excelencia y dejar atrás los años "en los que se ha igualado por debajo". También en la enseñanza se centró Manzanares (antiguo alumno del colegio) cuando se dirigió a los jóvenes estudiantes que había en la sala para indicarles que son los protagonistas del cambio que debe experimentar España, una transformación donde prime "el esfuerzo frente al ocio, la lucha en la competencia y el desarrollo de ideas nuevas".

Estos desayunos, que cuentan con la colaboración del propio colegio privado, pretenden convertirse en referente de análisis, debate y reflexión de distintos temas de actualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios