El juez cita como imputado al presidente de Contsa, denunciado por dos inversores

  • La comparecencia de José Salas tendrá lugar en los próximos días por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida.

Comentarios 2

El juzgado de instrucción 17 de Sevilla ha citado a declarar como imputado a José Salas Bursón, presidente de la empresa Contsa, en suspensión de pagos, dentro de la denuncia de dos inversores por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida.

Fuentes judiciales han dicho que la comparecencia de Salas tendrá lugar en los próximos días, después de que la juez tome declaración el día 22 a los dos inversores que lo han denunciado por separado.

Este juzgado ha unificado las dos denuncias presentadas hasta ahora, una de ellas por estafa presentada por Manuel Jiménez Hurtado, que invirtió 36.000 euros y que se erigió en portavoz de la línea dura en una reunión de afectados celebrada el pasado día 12 en la plaza de España de Sevilla.

La otra denuncia es anterior y en virtud de ella el juzgado ya había citado para el próximo día 22 a la persona afectada para que ratifique su escrito, añadieron las fuentes.

El Grupo Contsa anunció el pasado día 11 que ha solicitado al juzgado un concurso voluntario de acreedores, que atribuyó a la crisis que sufre el sector inmobiliario.

Los afectados son unos 1.200 pequeños inversores que le confiaron entre 6.000 y 200.000 euros cada uno con la promesa de lograr una rentabilidad mínima garantizada.

La empresa ha convocado el próximo 3 de marzo en un hotel de Sevilla a los inversores para explicarles la situación y ofrecer soluciones.

Muchos de estos afectados, por su parte, han firmado poderes a favor de sus abogados para que acudan a dicha reunión en su nombre.

Algunos de dichos letrados han indicado a Efe que, al igual que los inversores que se concentraron en la plaza de España, creen que la empresa posee patrimonio suficiente para hacer frente a las deudas.

Junto a la suspensión de pagos que tramita el juzgado de lo mercantil y la denuncia penal por presunta estafa que ha correspondido al juzgado de instrucción 17, el juzgado número 18 de Sevilla mantiene abiertas diligencias por el fallecimiento, el pasado 7 de febrero, de Rafael Salas, hermano del presidente de la empresa.

Rafael Salas, de 42 años, que colaboraba en la gestión de la empresa, falleció de una caída por la escalera de su vivienda, situada en una casa del centro de Sevilla.

El herido fue trasladado por el servicio de emergencias del 061 al hospital Virgen Macarena, donde falleció a las pocas horas.

Fuentes judiciales han dicho que el juzgado se encuentra a la espera de recibir el informe definitivo de la autopsia que debe realizar el Instituto Anatómico Forense, al que se unirá la inspección del lugar de los hechos realizada por la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios