Las inversiones de Urbanismo en 2008 no bajarán de los 98 millones de euros

  • La Gerencia logra limitar a sólo un 12% la caída de esta partida económica frente al pronunciado bajón del presupuesto municipal, del 54% · El II Plan de Barrios contará con unos fondos mínimos de 4,5 millones

Un descenso relativamente leve que, sin embargo, permitirá que la ciudad continúe avanzando. El presupuesto general de la Gerencia de Urbanismo para el próximo año 2008 incluye un capítulo global de inversiones que no bajará de los 98 millones de euros. Una cifra estimable que, si bien es un 12 por ciento inferior a la aprobada para el ejercicio anual que termina dentro de unos días -2007-, queda muy lejos del pronunciado descenso del ciclo inversor en el que ha entrado el Consistorio sevillano tras haber puesto en marcha numerosos proyectos en los dos últimos años y, sobre todo, justo antes de las recientes elecciones locales. A nivel global, el recorte en el capítulo de inversión en el presupuesto de la Corporación Municipal será el año que viene del orden del 54 por ciento.

El anexo de inversiones de la Gerencia -el departamento más importante del Consistorio, cuya política de gasto es la que más influye en el devenir de la ciudad- recoge para el próximo año un desglose detallado de todos los proyectos que Urbanismo piensa poner en marcha en los próximos doce meses. Entre ellos destacan el inicio de los trabajos de planificación y ejecución de la SE-35 -la nueva ronda de circunvalación interior de la ciudad, que debe estar lista en 2012-, los fondos comprometidos para proseguir la remodelación de la Plaza de la Encarnación -donde se desarrolla el proyecto comercial conocido con el nombre de Metropol Parasol- y el dinero necesario para poner en marcha el segundo Plan de Barrios, una de las promesas electorales de Monteseirín.

El primer proyecto -la SE-35- tiene reservada una partida de 26 millones de euros que se completa con otros tramos viarios accesorios hasta sumar un total de 30 millones de euros. Esta iniciativa se costeará con los fondos recaudados por la Gerencia gracias al singular sistema de gestión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que exigió a los operadores de suelo, con carácter previo a la patrimonialización de las plusvalías, su participación en la financiación de los sistemas generales de Sevilla. Entre ellos se encuentran las zonas verdes, los equipamientos básicos y todas las infraestructuras viarias.

En el caso de la Encarnación -donde el Consistorio subvenciona a fondo perdido con 25 millones de euros a la empresa Sacyr para que construya el Parasol y explote comercialmente este espacio y un edificio anexo durante un mínimo de 40 años- la consignación anuel será de 12,7 millones de euros. La cuota correspondiente a 2008. Junto a este proyecto, la tercera gran partida económica -4,5 millones de euros- se la lleva el segundo Plan de Barrios, que utiliza dinero del Patrimonio Municipal de Suelo para determinados proyectos en distintos barrios de la ciudad. En esta edición, dicha iniciativa incluye propuestas para rehabilitar núcleos residenciales privados. El anexo de inversiones, en todo caso, ultima también partidas procedentes del primer plan de inversiones en barriadas, cuya ejecución ha sido más que cuestionable, al quedar todavía pendientes muchas liquidaciones de obras.

El resto del dinero que se invertirá se distribuye -como es norma habitual- entre las operaciones de suelo -casi todas ellas planteadas para desarrollar iniciativas de equipamiento dotacional y viario-, el mantenimiento urbano, el desarrollo de propuestas surgidas del proceso de presupuestos participativos -como el paso elevado sobre la ronda urbana Norte o la construcción de una alameda en el parque Ronda del Tamarguillo-, las reurbanizaciones de polígonos industriales -Carretera Amarilla y Polígono Aeropuerto-, los equipamientos del casco histórico -Amor de Dios, San Julián, el Pumarejo-, los edificios públicos -monasterio de San Jerónimo o la nueva sede de Urbanismo-, las urbanizaciones de los nuevos desarrollos urbanos -Higuerón Sur, Santa Bárbara 1 o las Cocheras de Tussam- y la adquisición, por la vía de la expropiación, de una serie de edificios cuyos propietarios no han cumplido con el deber legal que tienen de conservarlos.

12,7

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios