"No sé cómo llevar ser el cura de marzo"

  • Un joven sevillano descubre con sorpresa que su fotografía ha sido incluida entre los sacerdotes más guapos del Vaticano en el calendario romano · El problema es que su oficio es otro: la venta de pisos

David Ruiz Suárez se quedó atónito el pasado miércoles cuando vio en los informativos de televisión una fotografía suya entre los rostros más guapos del Vaticano que han sido incluidos en el calendario romano 2008. El fotográfo italiano Piero Pazzi le había elegido, sin él saberlo, como el padre marzo para esta curiosa publicación, de la que se han editado 40.000 ejemplares y que emula, aunque en un tono más discreto, la moda de saludar el año próximo con los rostros y cuerpos de diversos colectivos profesionales.

Desde su oficina de la inmobiliaria Teatino, en la zona de Su Eminencia, David Ruiz seguía sin explicarse ayer todavía cómo había llegado su fotografía a este "calendario universal", si se ha debido a un error o ha sido recogida a propósito. El joven sospecha que su ropaje de acólito de la Hermandad de La Sed, con túnica negra y roquete blanco, puede haber llevado al artista a confundirlo con un sacerdote. "Mi familia y yo nos quedamos sorprendidos, porque mi oficio no tiene nada que ver con el de ser cura, me dedico a la compra-venta de pisos".

Desde la publicación del calendario y la polémica suscitada en torno a la aparición de auténticos curas posando para el mismo, el joven ha recibido ya numerosas llamadas de sus amigos que le han reconocido en las imágenes difundidas en televisión y en las páginas de internet que también han reproducido el calendario.

David Ruiz no se plantea, en principio, ejercer ninguna acción por la utilización sin permiso de su imagen, aunque ya ha comunicado lo ocurrido a su hermandad y ahora está tratando de localizar uno de los calendarios para guardarlo como recuerdo.

En cuanto a la imagen en sí, el joven no está del todo satisfecho, puesto que es "muy devoto" y piensa que podían haber escogido otra fotografía, en otra postura y no la que se ha empleado, que además es del año 2005, cuando tenía 19 años. "Me han sacado en la calle Jiménez Aranda, dándome de comer mi hermana, pero creo que hubiera sido más idóneo una foto en la salida, en la Cuesta del Rosario o en la Alfalfa. A los acólitos, yo llevo más de 15 años saliendo, nos gusta más disfrutar del recorrido, en el que tienes que estar más serio".

Como buen cofrade, este acólito de La Sed disfruta de la Semana Santa y ya cuenta las semanas que faltan para la cuaresma. "Estoy deseando que llegue la Semana Santa, cada año disfruto más".

David Ruiz sabe que a partir de ahora le verá bastante gente y aunque en cierto modo le "enorgullece" y hasta se toma con humor su inclusión en un calendario de curas guapos, insiste en que habría deseado que le pidieran permiso para publicar su foto, sobre todo teniendo en cuenta las características de la publicación y su enorme repercusión.

"El que no me conoce va a pensar que soy cura, creo que me lo deberían haber notificado. Soy el padre marzo, no sé cómo llevarlo", ironiza el joven acólito, que también se pregunta en qué medida puede afectar todo lo ocurrido a su hermandad de La Sed. "Es la primera vez que me pasa una cosa así y no sé cómo actuar", confiesa David Ruiz, que no tiene novia actualmente y tampoco sabe si el hecho de figurar entre los guapos oficiales y con el hándicapde que le identifiquen como sacerdote, puede contribuir a que ligue más con las chicas. "Si me ayuda a ligar, pues mira", exclama con una sonrisa pícara el joven.

Su caso no es el único aparente error del calendario romano de 2008, puesto que en la fotografía de abril aparece otro joven acólito sevillano, en este caso de la Hermandad de Santa Genoveva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios