Un mandato académico bien aprovechado

  • Libro de Galera Davidson sobre la institución que presidió En 1974 obtuvo la cátedra y se colegió

En 1974 obtuvo la cátedra e ingresó en el Colegio de Médicos. Una misma fecha para dos honores que ayer recordaron Jesús Loscertales y Juan Bautista Alcañiz en la dilatada trayectoria de Hugo Galera Davidson (Santa Cruz de Tenerife, 1938). Por cuatro años, entre 2010 y 2014, entre el Mundial que ganamos y el que perdimos, presidió la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla, la más antigua de Europa, institución que está en el corazón de su libro Una institución histórica ante la democratización del conocimiento (Almuzara), que presentó en la sede que preside Jesús Castiñeiras.

Patólogo, empresario, gestor sanitario, navegante, cazador, académico y hasta presidente del Betis. "Yo le recomendé que fichara a Gullit, Van Basten y Donadoni", bromeó Loscertales. Fichó a Pepe Mel, Bilek y Trifon Ivanov, que tampoco está mal.

Aunque el libro consta de sus reflexiones a los discursos de contestación, de clausura, laudatorios y prólogos, su intervención no fue nada protocolaria. "No hay crítica a personaje alguno, si acaso critico una época... No descalifico algunos hechos, los hechos se descalifican por sí solos".

La humanidad es la especie dominante por un sentido amplio de la cultura que trasciende un tiempo en el que "la arquitectura es funcional, la pintura efímera y la música estridente". Cultura en el sentido de capacidad de adaptación. "Si queremos volar no tenemos que esperar a que nos salgan alas. Si queremos navegar no tenemos que esperar a que nos salgan aletas y branquias".

Critica el neodarwinismo y el "alboroto mediático" del resultadismo científico, préstamo del lenguaje balompédico. "Se hacen alardes de resultados de la investigación contra el cáncer con frases como que lo tenemos acorralado que crean falsas expectativas en enfermos y familiares".

Viaja de Pío XII al papa Francisco con libreto teológico de Hans Küng, rinde lealtad al legado de la Institución Libre de Enseñanza y aboga por una "ciudadanía digital responsable". Presume de familia y navega entre el Galera y el Davidson con el pragmatismo que critica la cultura patria y ensalza la anglosajona. También intervino el editor Manuel Pimentel. "Lo del médico humanista no es un tópico, es una realidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios