Cuatro maneras de conocer Venecia

  • El Museo de Bellas Artes organiza rutas para visitar su exposición sobre el 'settecento' venecianol dónde y cuándo Museo de Bellas Artes (Plaza del Museo). De martes a sábado, de 9:00 a 20:30; domingos, de 9:30 a 14:30. Gratuito.

"Estás a punto de trasladarte en el tiempo y el espacio a la ciudad de Venecia de hace 300 años". Así se presenta la nueva forma de descubrir la exposición Settecento Veneziano. Del Barroco al Neoclasicismo, que acoge el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Esta iniciativa propone cuatro visiones con las que disfrutar de esta muestra, que finalizará el 13 de septiembre.

La intención de los organizadores es que con estos recorridos, "las familias se animen a observar y hablar sobre lo que ven en los lienzos, al tiempo que entran en contacto y aprenden sobre uno de los períodos más brillantes de la pintura veneciana". La muestra puede visitarse de forma autónoma, gracias a las guías escritas que se reparten en el mismo centro.

La cita tiene lugar en la sala de exposiciones temporales del centro, que se ubica en la plaza del Museo. El horario es de martes a sábado, de 9:00 a 20:30, y los domingos, de 9:00 a 14:30. Además, se trata de una actividad gratuita y los dibujos son adecuados para cualquier edad.

Las guías proponen actividades y preguntas, para ver las obras con mayor profundidad y desde diferentes perspectivas: la de un viajero de la época, un artista, un embajador o un erudito.

El público con espíritu aventurero puede elegir el primer recorrido, en el que se invita a descubrir la ciudad veneciana como un viajero del siglo XVIII. Con esta peculiar visión, el viajero se introduce en la ciudad desde un barco y observa los edificios más conocidos de Venecia. El visitante deberá reconocer, a través de las obras, la Basílica de San Marcos, la Torre Campanario, el Palacio Ducal y el Puente de los Suspiros, hasta llegar a la cárcel, un lugar que no se recomienda visitar. También analizarán el clima que se refleja en cada obra, así como las embarcaciones que navegan por los canales venecianos.

Aquellos que quieran sentirse como un verdadero artista, preferirán desenmascarar Venecia con otra de las rutas que se proponen: Descubre Venecia como un artista. Este recorrido despierta el lado más sensible del público, que deberá analizar el valor pictórico de la obra dibujando lo que ve. El punto fuerte de esta visita será observar la forma de pintar las ondulaciones del agua, la viveza de los colores o los detalles que se expresan en cada pintura.

Para introducirse en Venecia como un embajador extranjero, el observador se convierte en un personaje relevante, que podrá elegir la decoración de su propia góndola. Sin embargo, el cargo de embajador requerirá que acuda a una fiesta veneciana y busque los símbolos que identifican este acontecimiento. Después de este duro trabajo, se ofrece la posibilidad de crear su propia fiesta de bienvenida e invitar a los personajes que desee.

Si lo que se busca es conocer las historias que narran los cuadros, la mejor elección es la ruta de los eruditos. Aquí, se identifican escenarios históricos y personajes relevantes de la historia, como la diosa Diana, Publio Cornelio Escipión o Jesús.

Con esta actividad el Museo de Bellas Artes pretende fomentar las visitas de esta exposición, que en su primer mes recibió a 15.423 personas. Settecento Veneciano. Del Barroco al Neoclasicismo recoge 51 lienzos de los artistas más importantes del periodo, en el que conviven la pintura figurativa, la pintura veduta y el paisaje. Las obras se caracterizan por su riqueza cromática y por la vitalidad cultural que invadió la Europa del siglo XVIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios