A la marisma en busca del arroz más sabroso

jornada gastronómica

Si ha sido clave durante siglos para vertebrar toda Andalucía, bien podrá servir el Guadalquivir a los más modestos propósitos de pasar un agradable día de relax con numerosas opciones para disfrutar de la buena mesa.

Muy cerquita de Sevilla, a escasos 15 minutos en coche, se puede disfrutar de La Marina de Gelves (Plaza de la Marina, 1. Tfno: 955-761-071). Situado junto al puerto náutico de la localidad, ofrece ambiente marinero y comida en consonancia, en la que destacan sus pescados. Y sus arroces, verdadero punto en común de una gran mayoría de establecimientos de la zona, sobre todo a medida que se aproximan a la marisma. El precio medio: 30 euros.

A Coria del Río se llega en otros diez minutos al volante. La oferta allí es grande, pero quizás dos nombres destaquen en la restauración local: Esturio y Sevruga, ambos nacidos hace sólo cuatro años. El Esturio (calle Batá, s/n. 954-779-050) asume en su ubicación junto al río la histórica Villa Pepita, que albergó hace tiempo la producción del caviar de Coria. Ahora, aúnan un enclave privilegiado, una moderna decoración y una gastronomía que aprovecha los históricos recursos de la zona tamizada por la cocina de autor. A destacar, por ejemplo, los pimientos asados al horno de leña con camarones. Y el arroz. Con pato, como será habitual desde aquí en adelante. El cubierto cuesta unos 25 euros.

Vecino próximo es el Sevruga (Avenida de Andalucía, 5. Tfno: 954-776-695. www.sevruga.es). Con una sala para cata de vinos y una amplia bodega de 187 referencias, busca una cocina tradicional creativa. Alguna de sus especialidades: las vieiras con semilla de tomate y crema de aguacate o las milhojas de esturión con queso de cabra, foie y manzana caramelizada. El precio medio por cubierto ronda los 30 euros.

Pegados como están los dos pueblos, el paso lógico es avanzar hasta La Puebla del Río. De entre su variada oferta pueden destacarse dos asadores: El Rezón y El Asador de La Puebla. El asador que lleva el nombre de la localidad (Calle Matadero, 12. Tfno: 955-772-562) roza los diez años de vida, periodo en el que ha logrado convertirse en un establecimiento muy conocido en la zona. Levantado sobre un antiguo secadero de arroz, es ideal para los aficionados de la carne y el pescado a la brasa. Las chacinas completan la oferta de un establecimiento decorado con motivos taurinos y con un coste más que competitivo: el precio medio ronda los 15 euros por persona.

El Rezón (Plaza de Blas Infante, 1. Tfno: 955-771-806) es un bar asador que, además de sus carnes, cuida especialmente los postres caseros, como el helado de higos con salsa de nueces o el pastel de boniato. Aquí vuelve a aparecer el arroz con pato, y ofrece un logrado paté de salmón casero. Todo a buen precio: unos 18 euros por persona.

Poco más adelante se acaba el casco urbano de La Puebla, pero no su término municipal. Tras algo más de un cuarto de hora conduciendo, se llega a la clásica Venta del Cruce (Carretera La Puebla-Isla Mayor, km. 10. Tfno: 955-770-119), que destaca desde su apertura en 1960 por su ubicación frente a la marisma. La visión de los arrozales sevillanos se complementa con la cocina más típica de la zona.

También Colinas pertenece a La Puebla. Allí está Casa Paco (Tfno: 955-772-215). Rústico restaurante como apunta su nombre de toda la vida, en Casa Paco preparan un arroz con pato que por algo se ha convertido en santo y seña del establecimiento. También puede degustarse el arroz con conejo de campo, todo rodeado de vegetación, la huerta del propio restaurante y patos silvestres. Por sólo 20 euros de precio medio.

Quien guste de hacer kilómetros tiene aún otra notable opción con un precio muy similar: 21 euros por persona: el restaurante Estero, en Isla Mayor (Avenida Rafael Beca, 6. Tfno: 954-777-389). Isla Mayor está en plena marisma, y eso se nota en las creaciones de su cocina: boquerón relleno de crema de camarón, colitas de cangrejo fritas o, finalmente, el arroz con pato a cuyo reclamo acuden tantos comensales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios