Transporte alternativo Bicicletas eléctricas

La moda china llega a Sevilla

  • El gremio de los médicos, entre ellos el alcalde de Sevilla, ha sido el primero en abonarse a la bici eléctrica, un vehículo que exige menos esfuerzo para pedalear

Comentarios 3

La fiebre ciclista ha traído a Sevilla la moda de los ciclos eléctricos, cuya batería bajo el sillín reduce al mínimo el esfuerzo de pedalear e incluso permite al conductor activar el acelerador con el que la bici alcanza como mínimo 25 kilómetros por hora, gracias a un motor trasero.

Aprovechando el tirón del carril bici, Ignacio Guerrero, un oculista sevillano de 45 años, fundó hace un año en la capital la empresa Bicieléctrica, de la que también forman parte Juan Luque, y los hermanos Gregorio y Carlos Molano, también de Sevilla. Su objetivo es ofrecer una bici adaptada para desplazamientos diarios al trabajo ("No se suda", asegura) o para pacientes con alguna dolencia.

La bici eléctrica ha cautivado a los chinos. Los analistas aseguran que acabará desbancando a la tradicional. Decenas de miles de empleados la utilizan en Pekín para recorrer, mucho mejor que con la bici convencional, las largas distancias que separan sus hogares de su lugar de trabajo y para salvar los embotellamientos del centro. En todo el país la emplean más de 15 millones de chinos. El Gobierno asiático las prohibió durante cuatro años (2002-2005) con la excusa de que las baterías eléctricas contaminaban y, sin embargo, seguía fomentando el uso del coche.

Guerrero opina que con los 18 millones de euros que ha costado el carril bici de Sevilla ya es hora de que se fomenten estas bicicletas al margen de las municipales de Sevici, sobre todo aprovechando que las administraciones (Estado y Junta) ofrecen amplias subvenciones para compras colectivas que pueden llegar al 40% en el caso de la Agencia Andaluza de la Energía. En España, Segovia ha sido pionera en instalar un servicio de préstamo de estos vehículos a motor no contaminantes que sirven de alternativa ecológica para subir las numerosas cuestas de la ciudad castellana.

En un año, Bicieléctrica ha distribuido 500 de estos ciclos eléctricos por toda España, mientras en todo el país el sector ha vendido unos 9.000 y espera incluso que la cifra se multiplique por diez en un futuro, con Sevilla y Barcelona como principales clientes, por ser las ciudades donde más ha crecido el gusto por este vehículo tras la implantación masiva de sistemas públicos de bicis de alquiler a precios anuales superbaratos.

Según Guerrero, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), fue de los primeros que las adquirió en la capital, ya que la mayoría de los compradores procedían del gremio de los médicos, al que pertenece el regidor sevillano. Luego se han sumado a la afición varios jueces, abogados, algún notario y director de hotel y hasta altos ejecutivos de empresas como Tussam y Coca-Cola. Monteseirín, para dar ejemplo, se dejó ver en 2007 con su bici eléctrica en la inaguración de los Jardines de las Delicias.

Tomando ejemplo de los chinos, cada vez más empresas sevillanas están viendo en estas bicis una solución al desplazamiento cómodo de sus empleados. Según Guerrero, esta filosofía ha propiciado que en Inglaterra, Holanda y Suiza los mensajeros y trabajadores de Correos utilicen ya este medio de transporte para distribuir los paquetes postales en zonas céntricas y que Madrid también estudie copiar el sistema.

En Sevilla, no hay visos de que los carteros y mensajeros vayan en bici, pero el fundador de Bicieléctrica asegura que el Ayuntamiento de Sevilla sí ha mostrado un gran interés por ofrecer este tipo de bicis a todos los empleados de sus cuatro empresas municipales (Emasesa, Lipasam, Tussam y Emvisesa) con un ahorro considerable: a 500 euros por cabeza. La reunión se celebró este mes con el concejal Emilio Carrillo (PSOE), que también estuvo de acuerdo, según Guerrero, en que con la elevada inversión destinada al carril bici, Sevilla merece potenciar este medio de transporte para aspirar a estar a la altura de Holanda. La Consejería de Innovación de la Junta da su apoyo total a este medio de transporte.

Aparte del uso laboral, la empresa cree que sería un buen complemento de los hoteles de Sevilla como alternativa a sus clientes para visitar la ciudad e incluso en entornos rurales con ciclos de montaña motorizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios