En movimiento constante por la capoeira

  • Maestro de 'capoeira'Natural de Belo Horizonte, en Brasil, lleva 26 años practicando 'capoeira' y exportando su arte por multitud de países, sobre todo europeos. Ahora, afincado en Sevilla, enseña en cuatro gimnasios esta danza que se asemeja a la lucha y espera organizar un evento en Tomares.

Reflejos, agilidad y coordinación son algunas de las características que definen al que practica capoeira, danza tradicional de Brasil que se asemeja a una lucha y que cada vez gana más adeptos. Este maestro, llamado Robson, es testigo de la afición creciente en Sevilla y también por toda Europa, la cual ha recorrido de punta a punta. "Todos los años voy una semana o quince días a Rusia, Inglaterra, Polonia o Lituania", recuerda este profesor, que anhela conocer además Japón e Israel, y que ha vivido en multitud de países. Ahora lleva dos años en Sevilla y uno y medio enseñando capoeira en cuatro gimnasios (de Tomares, Bormujos, Carmona y el barrio de Triana). Además se encarga de realizar exhibiciones y otros eventos, como las brincas, que quiere organizar para final de año en Tomares, así como clases particulares.

Entre sus proyectos se encuentra un musical con instrumentos de percusión reciclados y una exhibición que fusiona la capoeira con el flamenco. "Las exhibiciones no tienen coreografías, es técnica, acrobacias y puro reflejo, todo natural y espontáneo, como jugar al fútbol", apunta este maestro brasileño, a quien le gustaría llevar sus clases a colegios e institutos, algo que ya se hace en Brasil. Aunque empezar a practicar la capoeira es complicado, más lo es seguir aprendiendo siempre, ya que necesita mucho entrenamiento, aunque resulta un gran ejercicio físico, divertido y espectacular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios