El optimismo del comercio de estreno

I. Gutiérrez

El año 2009 ha dejado como decoración urbana en las calles comerciales de la ciudad los carteles de "se alquila" o "se vende". Muchos comercios han tenido que cerrar al no poder aguantar el año de la recesión. No obstante, durante las crisis, aunque existan más riesgos, también surgen oportunidades que muchos empresarios aprovechan para comenzar nuevos negocios. En los últimos meses, personas con iniciativa que han superado el temor a la crisis comenzaron a abrir nuevos establecimientos de todo tipo, desde cafeterías hasta floristerías. Para todos estos emprendedores, la palabra crisis significa cambio y saben que para que sus proyectos funcionen es necesario ofrecer propuestas diferentes y nuevos modelos de negocio. Además, casi todos coinciden en que, a pesar del riesgo que supone abrir un comercio en época de recesión económica, la crisis les ha facilitado la oportunidad de comenzar y piensan que, si son capaces de aguantar el tirón, su negocio funcionará. Los empresarios saben, además, que las inversiones arriesgadas son las que ofrecen mayores beneficios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios