El pederasta fue identificado por la Policía en una chabola

  • Los agentes municipales negociaron con el pederasta y su esposa el derribo de la tienda en la que vivieron cuando ya estaban condenados por abusos a su hija

Comentarios 4

La Policía Local de Sevilla identificó al pederasta Santiago del Valle, presunto autor de la muerte de la niña Mari Luz Cortés, cuando vivía en una chabola en la ronda del Tamarguillo. Lo hizo en el año 2007, cuando tendría que estar cumpliendo una condena de dos años y nueve meses por abusar de su hija y estaba libre por una sucesión de errores del sistema judicial. La Policía no pudo detenerlo porque sobre él no pesaba una orden de búsqueda y captura emitida por ningún juzgado y, por tanto, cualquier arresto podría ser considerado como una detención ilegal.

Lo que esto demuestra es que Santiago del Valle no se encontraba en paradero desconocido. Cobraba su pensión con regularidad e incluso se matriculó en un instituto de Nervión. Este hombre fue condenado en noviembre de 2002 por el juzgado de lo Penal 1 de Sevilla y esa pena fue ratificada por la Audiencia en diciembre de 2005. Desde entonces la sentencia ya era firme y a partir de ese momento tendría que haber ingresado en prisión.

No lo hizo. Tras vivir un periodo en las Tres Mil Viviendas instaló una chabola en la Ronda del Tamarguillo, frente al centro comercial Alcampo. Allí pasó casi un año. La imagen que ilustra esta información fue tomada el 9 de marzo de 2007. Santiago del Valle ya llevaba varios meses viviendo en esta chabola junto con su mujer, Isabel García. Había sido otra vez condenado en 2006 por tocamientos a una menor. Hubo medios de comunicación que entrevistaron a la pareja, que aseguraba que había colocado la tienda de campaña en plena avenida para denunciar que no tenían acceso a una vivienda. El matrimonio llegó a colocar una bandera de España sobre la chabola.

Incluso el caso saltó a la esfera política. En febrero de 2007, tres meses antes de las elecciones municipales en las que salió del Ayuntamiento, el grupo municipal del Partido Andalucista (PA) denunció la existencia de esta chabola. Los andalucistas enviaron una nota de prensa a los medios de comunicación en la que criticaban que las autoridades no hicieran nada por derribar esta vivienda e incluso adjuntaron una fotografía de la misma en la que aparecía la mujer del pederasta, Isabel García, recogiendo la ropa tendida.

El Ayuntamiento sí hizo algo, aunque meses después. El 29 de octubre de 2007 el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) informó del derribo de la chabola ubicada en la confluencia de la ronda del Tamarguillo con la avenida de la Paz. En una nota de prensa, el Consistorio aseguraba que la pareja que vivía en esta construcción se había marchado antes de que llegara la Policía. También añadía la nota que en las semanas anteriores un grupo de agentes de la Policía Local había visitado la chabola en varias ocasiones para negociar el derribo con sus inquilinos. Esto significa que tanto Santiago del Valle como su esposa fueron identificados por los agentes en este periodo.

La chabola se derribó en octubre y la pista del pederasta se pierde hasta que reaparece en Huelva, un mes después. Allí mató presuntamente a Mari Luz Cortés el 13 de enero de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios