El precio de la vivienda se congela en la ciudad

  • El primer semestre se cierra con un leve descenso del coste en seis décimas y en el último año sólo ha subido un 1,2%

Comentarios 2

El precio medio de la vivienda nueva se ha congelado en Sevilla. La crisis no está repercutiendo de momento en el sector, que ha registrado durante el primer semestre del año una leve caída del 0,6% y sitúa el valor medio del metro cuadrado construido en los 2.535 euros. Esto representa que un piso de unos 100 metros cuesta ahora de media en la capital hispalense unos 253.500 euros, según el estudio realizado por la Sociedad de Tasación, que refleja además que en Sevilla la caída es menor que la media andaluza, que es de nueve décimas. El precio medio del metro cuadrado en la comunidad ha pasado de los 2.270 euros que se pagaban en diciembre de 2007 a los 2.250, con una caída de nueve décimas.

Este descenso de sólo seis décimas en la capital andaluza revela que los precios se mantienen prácticamente iguales que en los últimos meses, antes de que comenzaran a percibirse los efectos de la desaceleración económica, si bien desde el mes de junio de 2007 hasta ahora se ha registrado un incremento del 1,2% en el precio medio de la vivienda nueva.

El coste del metro cuadrado más bajo se paga a 1.669 euros y se encuentra en Sevilla Este, Cerro del Águila, Amate y Parque Alcosa, aunque en estas barriadas el precio máximo del metro cuadrado puede llegar a alcanzar los 5.093 euros, según el estudio.

En el polo opuesto, las viviendas más caras se ubican en el casco histórico de la ciudad, con precios que oscilan entre los 3.250 y 6.250 euros el metro cuadrado, aunque hay otros barrios como Nervión donde el precio máximo del metro cuadrado puede superar incluso el del centro, con 6.326 euros el metro cuadrado. En las barriadas de Triana-Los Remedios y Macarena o Pino Montano, los precios mínimos y máximos se sitúan en unos parámetros muy similares. En la Macarena, el metro cuadrado de la vivienda nueva puede oscilar entre los 3.475 y los 5.094 euros, mientras que en Triana y Los Remedios los precios mínimos y máximos están en 3.774 y 5.063 euros por metro cuadrado, respectivamente.

Por lo que se refiere a la provincia, el informe de la Sociedad de Tasación apunta a un descenso del 1,7% por ciento en la vivienda nueva en Mairena del Aljarafe, donde el precio medio del metro cuadrado se sitúa en 1.654 euros; del 1,6% en las localidades de Morón de la Frontera (1.380 euros el metro) y Utrera (1.472), mientras que en Dos Hermanas el descenso es prácticamente imperceptible: sólo dos décimas, lo que sitúa el precio medio del metro cuadrado en 1.792 euros. Por último, en Écija, la tasa se mantiene igual que a final de año, con un precio medio por metro cuadrado de 1.392 euros.

Comparando los datos de la capital sevillana con el resto de la comunidad, la mayor caída en el precio medio de la vivienda nueva se ha producido durante el primer semestre en Almería, con un 4,1%, lo que supone que el metro cuadrado se paga ahora a una media de 2.045 euros frente a los 2.132 que costaba a finales de 2007. Le siguen Granada, con un descenso del 2,9% (2.178 euros), Málaga, donde el metro cuadrado se paga a 2.249 euros, un 0,6% menos que a finales de año, y Córdoba (0,2%, 2.081 euros). En Cádiz no se ha registrado ningún cambio, puesto que el precio medio de la vivienda nueva es el mismo que en diciembre de 2007 y el metro cuadrado se paga a 2.425 euros. Por el contrario, el precio subió un 0,9% en Jaén(1.715 euros) y un 0,4% en Huelva, donde el metro cuadrado pasó de 1880 a 1.887 euros.

El estudio de mercado de la vivienda nueva realizado por la Sociedad de tasación refleja que el precio medio de la vivienda nueva ha subido en once capitales españolas, bajó en otras 35, y no sufrió variación alguna en cuatro.

Las capitales con los precios unitarios más altos son Barcelona, con una media de 4.527 euros el metro cuadrado, San Sebastián-Donostia (4.035 euros el metro cuadrado) y Madrid (3.916). Las más baratas, Pontevedra (1.484 euros), Badajoz (1.525) y Lugo (1.547). El estudio concluye que existe un importante stock de viviendas nuevas en venta, formado por las viviendas que no se han comercializado, y señala que el mercado presenta síntomas de una “importante desaceleración de la actividad productiva derivada de la importante reducción de los volúmenes de venta”, un proceso más acusado en las zonas turísticas y en las áreas periféricas de las ciudades medianas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios