Los efectos de la crisis

La provincia se sitúa la quinta de Andalucía en gasto por persona en juegos de azar

La crisis también se nota en el gasto de los sevillanos en el juego. Durante estos años también ha mermado el desembolso en este tipo de ocio, aunque en menor medida que lo ha hecho el volumen de negocio. El último informe de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas señala que el gasto aparente (el resultante de dividir el gasto total entre la población) es de 50,5 euros, cifra que supone una cierta bajada respecto a la de 2012, caundo fue de 58,4 euros.

El gasto por sevillano de 2013 sitúa a la provincia como la quinta en Andalucía por tal concepto, por debajo, incluso, de la media regional, establecida en 54,3 euros. La primera en este ranking es Málaga, donde el desembolso roza los 72 euros. Este gasto es lógica si se tiene en cuenta la gran oferta de recretivos de dicha provincia, que cuenta con dos casinos -en Marbella y Benalmádena-, además de numerosas salas de juego a lo largo de la Costa del Sol. Sin embargo, la crisis y la competencia de internet también pasa factura a estos negocios malagueños, donde en ocho años se ha reducido a la mitad el volumen de negocio.

Por detrás de Málaga se sitúan Huelva, en la que el gasto aparente es de 63 euros, Cádiz (56 euros), Almería (55 euros) y Sevilla. Las provincias en las que la población es más cauta a la hora de participar en los juegos son Jaén (40,5 euros), Granada (42,7) y Córdoba (44,4). El gasto total de Sevilla en juegos durante 2013 rozó los 98 millones (la segunda de Andalucía), mientras que en Málaga se llegó a los 115,61 millones.

En cuanto a las inspecciones llevadas a cabo por la Junta, en la provincia sevillana se efectuaron el año pasado 2.369, de las cuales más del 90% se realizaron sobre máquinas tragaperras (2.344), mientras que los en salones de juego se practicaron 12. Por otro lado, en 2013 se abrieron 54 expedientes sancionadores, de ellos se resolvieron 39.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios