Los sevillanos aumentan sus aportaciones a Cáritas con la crisis

  • El cardenal Amigo Vallejo, que presidirá la misa de Pentecostés en El Rocío, asegura que la gente está "más sensibilizada ante la difícil situación económica"

La generosidad de los católicos ha aumentado con la crisis. Las aportaciones a las colectas que Cáritas Diocesana realiza en las diferentes parroquias de la archidiócesis de Sevilla los primeros domingos de cada mes se han visto incrementadas en un tiempo en el que la mayoría de las familias tienen más dificultades económicas, según aseguró ayer el cardenal Amigo Vallejo durante la presentación del libro CD que recoge los documentos de trabajo y las aportaciones finales de la Asamblea Diocesana de Laicos que se ha celebrado en Sevilla durante los pasados meses.

"La gente está más sensibilizada ante la difícil situación económica", señaló Amigo Vallejo, quien indicó que el principal objetivo de la Iglesia en estos momentos debe ser la caridad: "Hay que trabajar mucho para ayudar a las personas más necesitadas y para buscar soluciones al problema. Si una persona pasa hambre no nos vamos a parar a mirar sus ideas, el color de su cara o la religión que profese. Ese es el verdadero espíritu cristiano".

Amigo Vallejo indicó el importante papel que juegan las parroquias ante la crisis: "Las personas acuden a lo más cercano que tienen, por eso los fieles también se han sensibilizado mucho y han aumentado las colectas". El cardenal señaló la necesidad de afrontar la caridad desde la proximidad, "aunque no se pueden obviar tampoco otras actuaciones".

El cardenal agradeció, igualmente, al obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco, por haberle invitado a presidir la misa de Pentecostés que tendrá lugar en El Rocío el próximo domingo 31 de mayo: "Será una gran satisfacción para mí". Amigo expresó su gratitud a las diferentes hermandades rocieras por el gran trabajo que realizan: "En primer lugar por la devoción que profesan durante todo el año a la Virgen, y por la importantísima labor asistencial que desarrollan y que no se puede olvidar. Son un ejemplo de generosidad y siempre tienen en cuenta a las personas más necesitadas, sobre todo en momentos como el actual".

También se pronunció Amigo Vallejo sobre las pintadas en contra de la Iglesia que han aparecido esta semana en diferentes templos de la ciudad, como la parroquia de la Magdalena, el convento carmelita del Santo Ángel y la capilla de San Andrés, sede canónica de la Hermandad de los Panaderos: "Este asunto no es nuevo, y por tanto, no hay mucho más que decir. Se trata de una falta de respeto a las personas y a los ciudadanos de Sevilla por ensuciar las paredes. Eso es de mal gusto y no hay que darle más importancia que esa".

En cuanto al libro CD con la documentación y las aportaciones finales de la Asamblea de Laicos, Amigo explicó que se trata de "un auténtico regalo" y que su consulta "será necesaria para llevar a cabo todas nuestras acciones de futuro y planes pastorales venideros".

El documento, primera edición digital de un escrito de la archidiócesis, recoge las aportaciones de las 15.000 personas pertenecientes a los 900 grupos de trabajo de toda la provincia provenientes de parroquias, sacerdotes y diáconos, de las comunidades de vida consagrada, asociaciones de fieles, o las hermandades, entre otros colectivos. Como principal aportación refleja "la necesidad de vivir como cristianos en toda circunstancia", así como la importancia de "dar respuesta a las demandas de formación del laicado para que asuma su responsabilidad en la Iglesia y la sociedad", comentó Amigo Vallejo.

El cardenal señaló la importancia del libro CD, "ya que la Asamblea no podía quedarse en un recuerdo agradable con gran participación y reflexiones llenas de cariño con actos multitudinarios y entrañables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios