El trabajo hecho de corazón da su fruto

  • PintoraHa recibido el XIV Premio Nacional de Artes Plásticas 2007 de la Universidad de Sevilla en la modalidad de pintura con su obra 'Café para ab-zurdos', hecha junto a Gonzalo Conradi

Enamorada de la pintura desde pequeña, el premio otorgado recientemente por la Universidad de Sevilla ha terminado de despejar sus dudas sobre su dedicación al arte, las cuales llegaron tras acabar la especialización en Grabado y Diseño. La idea de este cuadro, Café para ab-zurdos, se la dio su tío, y entre ella y Gonzalo Conradi la amoldaron, de tal forma que juntos lograron la máxima distinción en el XIV Premio Nacional de Artes Plásticas en la modalidad de pintura. "El buen trabajo da su fruto, sobre todo el auténtico, el hecho de corazón", apunta Raquel Maireles, quien se hizo con el primer premio en su primera participación en un concurso. Su obra se puede ver junto al resto de las presentadas para la ocasión en la exposición que acoge la Facultad de Bellas Artes hasta el 29 de febrero. Una pintura que a través de la composición y los colores trasmite alegría y amor, la misma que lleva a sus autores a entenderse a la hora de trabajar juntos, tanto para el diseño y la decoración de carrozas para el Ateneo, como para la creación de pinturas y esculturas para la oficina de una empresa sevillana en Bucarest (Rumanía). Su comunicación plástica les ha llevado además a impartir clases de pintura en el distrito Alcosa, tanto a personas mayores como a niños, de los que les encanta su "visión fresca y sin miedo". "Para pintar hay que ser como un niño, sacar lo de dentro y contagiar de vida", afirma la también directora de la empresa de arte e interiorismo Nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios