Una tragedia alemana, origen y excusa del nuevo retraso

  • Carrillo fija en junio el montaje de la estructura metálica y en 2009 el anclaje de la cubierta de madera y la inauguración

Comentarios 1

¿Cómo el derrumbe de un edificio en Alemania dos años antes puede justificar que Ayuntamiento, constructora y arquitectos decidieran en octubre pasado replantear los cálculos de estructura del proyecto Metropol Parasol para argumentar el retraso de dos años y tres meses que acumulará la obra en su inauguración? El delegado municipal de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), trató ayer de hacerlo en rueda de prensa al achacar la demora que acumulará la reurbanización de la Plaza de la Encarnación a la "cautela" y "exceso de celo" por el desplome de una estructura similar en los Alpes Bávaros en enero de 2006 como consecuencia de la acumulación de nieve. Ese suceso, según Carrillo, ha obligado a que arquitectos e ingenieros reformulen los cálculos estructurales del proyecto y avalen un nuevo cronograma de obras con plazos diferentes, pero sin aumento de costes. "El Ayuntamiento renuncia a una indemnización porque según nuestros servicios jurídicos no procede y la constructora, por su parte, asume el sobrecoste de los meses de demora", espetó Carrillo antes de explicar las fechas que regirán a partir de ahora.

Entre el 8 de enero y el 16 de marzo, fecha de inicio de la Semana Santa, continuarán los trabajos en el solar de la Encarnación pero limitados a "elementos menores y muy secundarios", ya que no hay tiempo suficiente ni garantías de seguridad para culminar la elevación de la estructura metálica que estará anclada a la plataforma y los troncos de los parasoles antes de las fiestas.

Pasada la Semana Santa se acometerá la ejecución de la mencionada estructura metálica, que deberá estar culminada e izada entre el 31 de mayo y el 15 de junio, así como el tronco del último parasol que da a Puente y Pellón y la cubierta más cercana a Regina.

De acuerdo con los plazos ofrecidos por el edil, la colocación de los 5.000 paneles de madera de pino finlandés comenzará a mediados de año y se prolongará por espacio de seis meses, al tiempo que la obra del mercado de abastos de la Encarnación -ubicado en cota cero, a nivel de calle- arrancará en octubre y se extendería hasta marzo, fecha en la que podría comenzar la actividad comercial. Los remates de la obra se dejarían, no obstante, para el verano, época de menor actividad en la zona.

Carrillo pidió "disculpas" a los placeros por este nuevo retraso que enmarcó en "razones técnicas y de seguridad", demora que no sólo ha obligado a replantear todo el proyecto conjugando la vanguardia y el riesgo de los arquitectos con los cálculos y las garantías de los ingenieros, sino a modificar el sistema de ensamblaje de las láminas de madera, antaño planeado en suelo hasta completar bloques de malla que después serían izados, y ahora una a una y en altura.

Con todo, Carrillo negó que existiese "imprevisión" e "improvisación" y resaltó, por contra, que tanto los servicios técnicos como la concesionaria, Sacyr, han actuado "con diligencia y asumiendo su parte de responsabilidad". No obstante, reconoció que la "singularidad de la obra, única en el mundo" hacen que no existan estudios técnicos con aplicación real en el proyecto Metropol Parasol. El capitular espetó que también se ha rechazado un hipotético cambio de material en la estructura exterior de los parasoles porque la madera de pino finlandés es la que da "más garantías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios