"El tribunal ha hecho un esfuerzo muy importante para acortar los plazos"

Un caso que se podría haber dilatado durante casi tres años y que se ha resuelto en apenas tres meses. Julia Sánchez-Miranda es la abogada que ha representado a la parte demandante, en este caso a la mujer, en el proceso que ha acabado con la primera sentencia de nulidad en España, firmada por monseñor Asenjo, tras la reforma introducida por el papa Francisco el pasado verano y que ha tenido como protagonista a una joven pareja. La letrada destacó a Diario de Sevilla, sobre todo, la rapidez con la que se ha resuelto el caso, ya que presentó la demanda el pasado 3 de febrero: "El proceso ha sido muy breve. Tanto el tribunal como el resto de los implicados han hecho un esfuerzo muy importante para acortar los plazos. Apenas se han cumplido tres meses".

Este hecho ha sido posible puesto que existía la información documental que es necesaria para acreditar esas circunstancias que pueden permitir tratar la causa de nulidad del matrimonio a través del proceso más breve, evitando la fase probatoria: "El final ha sido muy satisfactorio. Se ha hecho un buen trabajo. La reforma, sin duda, es un avance muy grande, y que la primera sentencia haya sido en Sevilla es un hito". Para que se haya producido esa sentencia estimatoria, ha sido necesario, además, que la otra parte reconociera los hechos y diera su conformidad. "Se ha abierto un camino importante, una luz para muchas personas. Hay casos muy evidentes que se pueden tramitar por este procedimiento breve".

Existe la creencia de que las nulidades de los matrimonios canónicos son, además de lentas, muy costosas, no aptas para todos los bolsillos. Esta abogada deja claro que cualquier persona puede acogerse al turno de oficio. Este caso en concreto, responde a un procedimiento de este tipo: "Las tasas y los honorarios están regulados. Existe esta posibilidad para personas que no disponen de capacidad económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios