El turismo se estanca en la provincia

  • El número de viajeros alojados en hoteles sevillanos creció el año pasado un 1,5%, y las pernoctaciones, sólo un 0,6% · La ocupación media se mantuvo por el descenso en el conjunto de camas ofertadas

Comentarios 0

La difícil coyuntura económica que marcó 2007 empieza a tener su reflejo en los balances sectoriales del pasado ejercicio. Ayer le tocó el turno al turístico, ya que se conocieron los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y los resultados para Sevilla no dejan margen para el optimismo porque revelan que el turismo se estancó el año pasado en el conjunto de la capital y su provincia. Y es que la subida de la cesta de la compra y el encarecimiento de las hipotecas han mermado la capacidad de gasto destinado al ocio, por lo que muchos hoteleros sevillanos no recordarán el año que acaba de terminar como un buen ejercicio.

Según los datos del INE, a lo largo del pasado 2007 se registraron un total de 2.416.760 viajeros alojados en establecimientos sevillanos, cifra que supera en un leve 1,5 por ciento la del ejercicio anterior, cuando se contabilizaron 2.379.944. La variación en lo que respecta al número de pernoctaciones es aún inferior, dado que el alza fue de tan sólo el 0,6 por ciento. Así, en 2007 se registraron 4.470.176, frente a las 4.443.216 en el año 2006.

Este estancamiento en las ventas de noches de hotel ha tenido, lógicamente, su incidencia en otro indicador turístico clave como es la ocupación hotelera, que no ha llegado ha mostrar una tendencia a la baja porque se ha reducido el número de camas ofertadas. La estimación del INE es que a diciembre de 2007 existían 24.662 plazas hoteleras en la provincia, cuando en el mismo mes del año anterior eran 24.773, lo que supone un descenso del 0,4 por ciento (111 menos). Al bajar la oferta, la ocupación hotelera media se situó el año pasado en el 49,3 por ciento, un 0,28 por ciento por encima de la registrada en 2006, año en que fue del 49,2 por ciento.

Algunos expertos en el sector defienden que lo importante no es la ocupación por plazas sino por habitaciones, pues alegan que tal indicador ilustra más la situación real del sector. Pero tampoco en este caso se obtiene un dato optimista, ya que si en 2006 se ocupó -como media- el 56,5 por ciento de las habitaciones, el año pasado el porcentaje se situó en el 57,5, luego el incremento fue del 1,7 por ciento, siempre según el INE.

Y si no crece la demanda, tampoco lo hacen las necesidades de personal. Así, en 2007 este sector empleó, como media, a unas 3.925 personas en la provincia, aunque se superaron las 4.000 en los meses de febrero, abril, mayo, octubre y noviembre. Un año antes, la media fue de 3.894 trabajadores, luego el alza interanual ha sido del 0,7 por ciento.

Si bien el turismo extranjero ha experimentado un aumento notable en la provincia, motivado fundamentalmente por las aerolíneas de bajo coste que se han instalado en San Pablo, lo cierto es que en el balance global es el turismo nacional el que sigue manteniendo un mayor peso. En lo concerniente a viajeros alojados en establecimientos hoteleros, por ejemplo, del total de 2.416.760 registrados el pasado ejercicio, 1.368.222 (el 56,6 por ciento) fueron residentes en España y el resto, 1.048.538, procedentes el extranjero. Además, fue superior el aumento de viajeros nacionales, del 1,8 por ciento, que el experimentado por los turistas de otros países (1,12 por ciento).

Lo mismo ha ocurrido en el caso de las pernoctaciones. Las de turistas españoles representaron el 53,6 por ciento del total, y crecieron un 0,7 por ciento respecto a 2006 (un 0,49 por ciento las de viajeros extranjeros).

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios