Transporte

Hasta 16 vehículos saboteados y un autobús escolar apedreado en la huelga de Casal

  • "Serios problemas" para cumplir los servicios mínimos y numerosos incidentes, según denuncia la empresa.

Comentarios 7

La huelga de cinco días convocada por el comité de empresa y la asamblea de trabajadores de la compañía de transporte de viajeros Casal, que explota diversas conexiones de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana, ha derivado en una "guerra de guerrillas" en la que 16 autobuses han sido atacados o saboteados e incluso un transporte escolar ha recibido el impacto de una pedrada en uno de sus cristales, según la empresa.

El director de Casal, Luis Martín, explicó a Europa Press que sólo esta mañana la empresa ha contabilizado 16 autobuses "saboteados" al ser cortadas las correas de sus motores o cuyos cristales han sido fracturados a base de "pedradas" o proyectiles de armas de aire comprimido, "balines". Martín relató que los autobuses son atacados poco antes de despuntar el alba "con toda nocturnidad" y a través de "verdaderas técnicas de guerra de guerrillas".

Al margen de los "serios problemas" que, según dijo, afronta la empresa para hacer cumplir los servicios mínimos, que incluyen la absoluta asunción de los servicios vinculados con la actividad escolar, el director de Casal advirtió de que el caso más grave se ha vivido hoy en Sevilla Este, donde un transporte escolar adscrito a Casal y correspondiente a un colegio privado ha recibido el impacto de una piedra en una de sus ventanillas pese a estar cargado de menores de edad.

"Los niños se han asustado, hay mucha peligrosidad en estas prácticas", alertó el director de Casal, que ha elevado el caso a la Policía Nacional y a la Subdelegación del Gobierno. En ese sentido, aseguró además que los servicios mínimos relacionados con la docencia ayer fueron "paralizados" por el comité de huelga, al que acusó de promover una huelga "al margen del sistema" porque "no conocemos las causas concretas de esta huelga, no hay reivindicaciones específicas".

Cinco días de huelga
La convocatoria de huelga rige hasta el viernes y afecta a los 195 trabajadores de la compañía en Sevilla, donde Casal explota numerosas líneas interurbanas del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana y varias líneas de Tussam a través de concesiones administrativas; en concreto las conexiones de los barrios de Torreblanca, Parque Alcosa y Valdezorras, denominadas líneas 28 y 29.

Los servicios mínimos, implican un 50 por ciento en las líneas urbanas durante las horas punta y un 25 por ciento en el caso de las horas "llanas". En cuanto a las líneas interurbanas, se aplican unos servicios mínimos del 25 por ciento en todos los casos a excepción del transporte escolar, que habría de estar totalmente cubierto.

Las principales reivindicaciones de los trabajadores son "mejoras laborales", pues los salarios se reducirían a 870 euros para jornadas de 40 horas semanales, y una mejora "sustancial" de la seguridad en los vehículos de la flota de Casal, toda vez que la sección de CCOO en Casal se ha desmarcado de la huelga promovida por la Asociación Sindical de Conductores (ASC) al entender que los paros técnicos no han estado precedidos de negociaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios