Juicio por la violación en los sanfermines

Fiscalía y defensas renuncian a los vídeos de la violación de Pamplona

  • La víctima declaró durante tres horas ante el tribunal que enjuicia a los cinco sevillanos acusados.

Un furgón de la Policía Nacional entra seguido de un coche policial Un  furgón  de la Policía Nacional entra seguido de un coche policial

Un furgón de la Policía Nacional entra seguido de un coche policial / Efe

No hizo falta que se exhibieran los vídeos grabados por La manada en la segunda sesión del juicio contra los cincos sevillanos acusados de violación. La Audiencia de Navarra tomó este martes declaración durante algo más de tres horas a la denunciante, una joven madrileña que tenía 18 años cuando se produjo la presunta agresión sexual, en los Sanfermines de 2016.

Aunque el testimonio de la joven no ha trascendido, el abogado Agustín Martínez, que defiende a tres de los cinco acusados, aseguró que tal y como se desarrolló la declaración de la denunciante "no ha sido necesario" que se exhibieran ante el tribunal los vídeos grabados por los acusados y distribuidos en sus chats de whatsapp.

Nada más comenzar la segunda sesión del juicio, la Fiscalía de Pamplona pidió al tribunal que no se mostraran unas grabaciones que según las acusaciones demuestran que hubo una agresión sexual, mientras que las defensas consideran que avalan que dichas relaciones fueron consentidas por la chica.

Al final y, tras un breve receso para deliberar, el tribunal permitió la exhibición de los vídeos, que estaban admitidos como pruebas para este juicio, si bien no hizo falta que se mostraran porque todas las partes renunciaron a su exhibición durante el interrogatorio de la joven, que llegó al tribunal acompañada de sus padres y de una tía. Tras acceder al edificio en un coche de la Policía Municipal, la denunciante fue conducida a la Sala del juicio y a las diez en punto, la hora señalada, un funcionario salió al pasillo para pedir que entraran los letrados, que esperaban separados de la prensa tras un cordón policial.

Tal y como estaba previsto, minutos después de las 12:30 llegó para prestar declaración la pareja de jóvenes que se encontró a la chica llorando en un banco aquella madrugada, cerca del portal donde ocurrieron los hechos, y que dieron aviso al servicio SOS Navarra.

Para la sesión de este miércoles, están citados a declarar cuatro agentes de la Policía Municipal de Pamplona, cuerpo que identificó a los imputados pocas horas después por las cámaras instaladas en el recorrido del encierro, y tres miembros de la Policía Foral, que practicó las detenciones cuando llegaron a la plaza de toros.

En la primera sesión, celebrada el pasado lunes, se resolvieron las cuestiones previas, sin cambios sobre lo decidido salvo una ampliación del informe encargado por las defensas a unos detectives privados sobre la joven, y también en el arranque de la vista oral los cinco acusados se declararon inocentes del delito continuado de agresión sexual y contra la intimidad. Cuatro de ellos además negaron el delito de robo con intimidación, mientras que el acusado que es guardia civil reconoció que había "sustraído" el teléfono móvil de la víctima.

Los cinco están imputados por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación, por los que la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios