Juana Martín, diseñadora

ýLa moda es arte y el arte debe estar en los museosý

  • Cuando debutó en Cibeles, corrieron ríos de tinta. Juana se convirtió así en la primera mujer gitana que ha pisado las pasarelas más afamadas de España. Llegó para instalarse entre los grandes y lo ha conseguido.

Comentarios 2

A Juana nunca “se le han caído los anillos” al hablar de sus inicios, cuando se iba a una academia a estudiar moda, después de ayudar a sus padres en la venta ambulante. Poco tiempo después le llegó su primera oportunidad, al proclamarse vencedora del certamen Jóvenes Creadores Andaluces en su ciudad natal.

–Fue Córdoba la que le abrió las puertas de la moda, pero... ¿Y Sevilla?, ¿qué le ha dado la capital hispalense?

–Sevilla y yo nos hemos aportado mucho, mutuamente. Me impresionó la fuerza con la que irrumpieron mis primeras colecciones allí, que es una tierra con mucha tradición en la moda flamenca. La ciudad me ha regalado grandes amigos y me ha cedido un hueco entre sus diseñadores. Yo le presto mi arte y mi manera de crear.


–Ha sido la primera mujer gitana que ha llevado sus diseños a Cibeles. Parece mentira que en pleno siglo XXI siga citándose como una excepción. ¿Piensa que aún quedan muchos tópicos en la sociedad actual?

–Hay muchísimas estudiantes, abogadas y médicos de etnia gitana, lo que pasa es que la gente tiene una imagen diferente de nosotros. Yo soy gitana y soy mujer, diseñadora, cordobesa... Es sólo una característica más y así debería de entenderse. Nunca me he vendido por esa peculiaridad pero no dejo de sentirme orgullosa de lo que soy.


–Vicky Martín Berrocal acaba de presentar en Simof, Va por ti, su nueva colección. Antes de convertirse en diseñadora, ella ya lleva sus trajes. Si usted tuviera que escoger a otra diseñadora para que le vistiera, ¿quién sería?

–Tengo varios diseñadores fetiche. Entre los nacionales escogería a José Miró, Elio Benhayer y Amaya Arzuaga, mientras que de los internacionales me quedo con Valentino, Balenciaga, Dior y Channel.

–Otras de sus clientas habituales son Esperanza Aguirre, Rosa Aguilar y Carmen Calvo. ¿Cómo se siente cuando las ve coincidir en sus desfiles?

–Son tres buenas amigas, precisamente ayer me llamó Carmen porque ando ahora trabajando en el vestido que llevará a los Goya. Cuando nos juntamos no existe la política, sólo el desfile de Juana Martín.

–Antes hablábamos de Balenciaga que, junto con Givenchy, se ha convertido en inspiración de algunas de sus últimas colecciones. ¿Con qué nos sorprenderá esta vez en Cibeles?

–Soy una mujer muy extremista y me gustan los retos, ir a por el más difícil todavía. Sólo te puedo adelantar que habrá guiños a los años 60 y alguna cosita de los 80, pero lo más importante es que la mayoría de los diseños rendirán tributo al trabajo de André Courrèges.

–Usted pasará a la historia como una gran transgresora, pero... ¿Un traje de flamenca puede adaptarse a todo?

–Es verdad que he roto muchos moldes en la moda andaluza. He sido pionera en el empleo del tejido vaquero, el de camuflaje y el croché, así que soy la primera en defender que se reinvente este traje regional, pero sin sacrificar propia esencia.

–Cuénteme que son ‘las juanas’.

–Je, je, je (risas), ¿cómo sabes tu eso?. Yo soy de las que opinan que la moda es arte y el arte tiene que estar en los museos, pero mientras que esto se le reconoce, lo único cierto es que la ropa de diseño se paga muy cara. Nosotros hemos creado una línea apta para mileuristas, para que cualquiera al que le guste mi trabajo, pueda llevarlo. Esas, son mis juanas.

–El acento andaluz en sus colecciones es innegable. ¿Considera usted que lo andaluz puede ser sofisticado?

-Hay cosas de las que una no quiere salir, como los volantes, el encaje, las transparencias... Intento que el sello andaluz pueda competir con todas las pasarelas del mundo, porque tiene personalidad y puede ser cosmopolita, vanguardista y lo que quiera. Es mucho más que folclore y faralaes.

–¿Le ha cambiado el reconocimiento público?

–¡Uy, qué va! Si te digo la verdad, me llevo todo el día metida en el taller y no sé ni lo que hay fuera. Hoy me han llamado de Antena Tres para que vaya al Diario de Patricia a conocer a una chica y no sé de donde voy a sacar tiempo, pero iré. A mi lo que me importa es la buena gente, personas normales y corrientes que se hartan de trabajar, como tú y como yo.

Etiquetas

más noticias de MODA FLAMENCA Ir a la sección Moda flamenca »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios