Abatido a tiros un hombre tras matar a su hermana y herir a tres vecinos

  • El agresor, apodado 'el Bueno', desató la tragedia en un pueblo de Badajoz

Comentarios 2

Un hombre de 37 años de edad, J. M. A, falleció ayer en Oliva de la Frontera (Badajoz) tras ser abatido por la Guardia Civil, que pretendía inmovilizarle después de que éste matara a su hermana con un cuchillo. Además, hirió con un pico a tres vecinos de la zona, que sufren daños en abdomen, cabeza y espalda y que tuvieron que ser hospitalizados. El agresor era conocido en la localidad pacense como el Bueno y no se le conocía ningún antecedente o acto violento anterior.

La Benemérita recibía sobre las 09.00 varias llamadas simultáneas. "En una, la Policía Local pedía refuerzos porque había un señor portando un pico que estaba amenazando y agrediendo a tres vecinos, y posteriormente se recibió otra llamada de una vecina diciendo que un señor de la localidad estaba intentando matar a la hermana", explicó la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira. Fue entonces cuando la Guardia Civil se personó en la vivienda del agresor y encontraron a su hermana, en el suelo, a la que había asestado una única puñalada que le causó la muerte.

Posteriormente, los agentes intentaron retener al fallecido, que se resistió y quiso agredir también a los guardias civiles con un cuchillo de grandes dimensiones, por lo que "se vieron obligados" a abatirlo, ante el estado de nerviosismo en que se encontraba. En este sentido, la delegada del Gobierno en Extremadura señaló que estos hechos se produjeron "tras haber intentado que el agresor depusiera su actitud de violencia, haciendo uso de la porra y después de un disparo intimidatorio". Concretamente, apuntó Pereira, se efectuaron dos disparos, uno le alcanzó en la pierna que no surtió efecto, ya que el agresor continuó avanzando hacia los agentes, y un segundo que le alcanzó en el pecho.

Además de los fallecidos, el autor del crimen y su hermana de 26 años, hay también tres personas heridas, todos vecinos del agresor. Uno de las afectados sufre heridas en el abdomen, mientras que los otros dos presentan cortes en la cabeza y alguno en la espalda, como consecuencia de los ataques de la víctima con un pico. Todos se encuentran en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

Según los vecinos de la localidad, que apenas cuenta con 5.000 habitantes, al autor del crimen no se le conocían ni antecedentes ni episodios violentos anteriores. Sin embargo, el pasado sábado, el Bueno protagonizó un pequeño altercado, estrellando un coche contra una caseta donde se estaba celebrando una comida de hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios