Ana Mato: "No habrá un cambio de terminología sobre la violencia de género"

  • Pajín recrimina a la ministra de Igualdad que no llame a "las cosas por su nombre" tras referirse como "violencia en el entorno familiar" a un crimen machista .

Comentarios 25

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha señalado este martes que "no hay ningún cambio de terminología" con respecto a la violencia de género ya que, según ha añadido, "lo importante no es el término", sino que este lunes muriese en Roquetas de Mar (Almería) otra mujer "a manos de quien se supone más la quería". "Da igual el nombre, al final es un asesinato y nosotros queremos tolerancia cero en este ministerio frente a todo tipo de actuación contra cualquier mujer", ha declarado Mato tras asistir a la toma de posesión de Ana Botella como alcaldesa de Madrid.

Tras conocerse el suceso, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hizo público un comunicado en el que condenó este último caso de"violencia en el entorno familiar". El departamento recurrió en tres ocasiones en ese texto al término, lo que ha desatado la polémica, primero en internet y después entre dirigentes políticos y asociaciones de mujeres.

Tras ser preguntada por los periodistas por el malestar que han generado sus palabras, la propia ministra ha señalado: "Violencia machista o violencia de género o violencia doméstica; da igual el nombre", y ha incidido en que "al final es un asesinato". Mato ha subrayado que su Ministerio pretende "tolerancia cero" contra todo tipo de actuaciones contra la mujer, pero ha insistido en que "lo importante no es el nombre; lo importante es que todavía hoy muchas mujeres mueren a manos de las personas que en teoría más deberían quererlas". Ha descartado en ese sentido que el Departamento se plantee cambios en la terminología de la ley (Ley Orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género). "Lo que vamos es a seguir trabajando para que no haya ni una sola mujer, ni una sola persona, que muera a manos de personas de su entorno", ha concluido la ministra.

A partir de ahí, se ha producido un cruce de acusaciones entre dirigentes políticos; primero fue la exministra de Sanidad, Política Social e Igualdad Leire Pajín, quien ha afeado a Ana Mato los términos utilizados, y ha afirmado que es muy importante "llamar a las cosas por su nombre". Pajín ha insistido en que las palabras "no son neutras", y ha precisado que la violencia contra las mujeres no se ejerce sólo "dentro de las casas" sino que también hay muchos asesinatos que se producen fuera de este ámbito y tienen que ver con "una desigualdad profunda" que es, a su juicio, "la base" de esa violencia.

Las palabras de Pajín han sido contestadas por la dirigente popular Sandra Moneo, quien ha criticado que su "única respuesta" ante el nuevo asesinato de una mujer sea "la preocupación por la terminología". Sandra Moneo ha señalado que el PSOE ha sido "incapaz de gestionar" la ley contra la violencia de género y ha denunciado que los socialistas sigan instalados en lo que ha sido su gestión a lo largo de estos años: "mucha preocupación por las palabras y poca por los hechos".

Al asesinato, y a los términos utilizados para condenarlo, se ha referido también el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien ha lamentado este "crimen machista" y ha pedido multiplicar la movilización social contra esta lacra. A la polémica no han sido ajenas las redes sociales y numerosos ciudadanos han "colgado" en diferentes plataformas digitales comentarios que coinciden en considerar un retroceso en la lucha contra la violencia machista la terminología utilizada por el Ministerio y demandar una rectificación al nuevo departamento.

También se ha referido a las palabras de Mato la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP), Yolanda Besteiro, quien ha advertido de que hablar de violencia "en el entorno familiar" supone lanzar un mensaje de "confusión" para la sociedad, un "balón de oxígeno para los maltratadores" y un mensaje "difuso y confuso" para las mujeres. Besteiro ha incidido en que no se trata sólo de una cuestión terminológica sino un problema "de concepto" y de dónde se pone el foco en la lucha contra la violencia machista, y ha confiado en que se haya tratado de "un lapsus" de la ministra y no un cambio de tendencia en la lucha contra la violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios