Bajas en la hermandad que expulsó a una mujer por ser lesbiana

  • La cofradía tampoco ha permitido este año ser hermana mayor a una divorciada

Varios vecinos de la localidad de Abenójar (Ciudad Real) han solicitado su baja de la Hermandad de la Virgen de la Encarnación, después de conocer que el Obispado de Ciudad Real exigiera a la hermandad la expulsión de María Rey, de 54 años, por su "conducta manifiestamente escandalosa", al celebrar su boda civil con una mujer con la que llevaba compartiendo su vida más de 15 años.

Además, algunos vecinos de la localidad acudieron a la romería de la Virgen de la Encarnación, que ayer se celebró en la localidad, con camisetas en las que se podía leer Encarnación sin discriminación. La ex presidenta de la hermandad, Benita Rey, explicó que al menos una decena de hermanos de la Cofradía de la Virgen de la Encarnación, que cuenta con unos 600 miembros, ha solicitado su baja en la misma como consecuencia de la expulsión de Rey por parte del Obispado.

A la exclusión de María Rey de la hermandad, a la que pertenecía por tradición familiar, se suma que la cofradía tampoco ha permitido este año ser hermana mayor a una divorciada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios