Nombramiento Adelaida de la Calle, nueva presidenta de la Corporación Tecnológica de Andalucía

Bali intentará lograr un consenso contra el calentamiento global

A cuatro años de que expire el Protocolo de Kioto, unos 160 representantes de todo el mundo se reúnen en Bali desde hoy y hasta el 14 de diciembre, para celebrar la 13 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, con la esperanza de elaborar una hoja de ruta para un acuerdo futuro, que se podría firmar en 2009. A pesar del optimismo mostrado por la organización internacional, sus principales responsables han advertido ya que, de fracasar el encuentro, la reputación de Naciones Unidas como agente contra el cambio climático quedaría seriamente dañada.

Así, la Conferencia de Bali tiene como objetivo trazar una "hoja de ruta" para renegociar un Protocolo que cada año que pasa tiene más problemas para adaptarse a las circunstancias impuestas por países como India o China. El objetivo fundamental ya no sólo se concentra en la reducción de emisiones de gases nocivos. El proceso se ha complejizado y ahora, Bali emergería como una solución para resolver cuestiones de adaptación, cooperación tecnológica o los métodos para financiar una respuesta al cambio climático. Pero, sobre todo, Bali se trata de un intento para establecer una metodología y un calendario de cara a un acuerdo internacional para dentro de dos años.

"La Conferencia de Bali será la culminación de una dinámica establecida durante el debate climático de los últimos doce meses, y es necesario un éxito en forma de una hoja de ruta para un futuro acuerdo sobre el cambio climático", declaró el secretario ejecutivo de la Convención sobre Cambio Climático en el Marco de Naciones Unidas, Yvo de Boer, que sin embargo advirtió de que el fracaso del encuentro supondría "la pérdida de la fe" en la capacidad de Naciones Unidas "para abordar el proceso".

El principal punto de conflicto es la negativa de los países industrializados a cesar sus emisiones de gases tóxicos a cambio de sacrificar un porcentaje de beneficios para la industria.

La isla indonesia estará vigilada las próximas dos semanas por más de 10.000 agentes de la Policía y miembros del ejército encargados de garantizar que la conferencia transcurra sin incidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios