El Banco de alimentos critica el "intolerable" despilfarro de 8 millones de toneladas de comida al año

  • El derroche de comida en España es de 250 euros por persona y año, con un valor de unos de 12.000 millones.

El presidente de la Federación de los Bancos de Alimentos de España (Fesbal), José Antonio Busto, pide compromiso político y social para frenar urgentemente el "intolerable" despilfarro de ocho millones de toneladas de comida que se produce cada año en España. "No se puede seguir así. Hace falta un pronto cambio de mentalidad para evitar que se tire comida mientras un millón de españoles pasan hambre", ha deplorado Busto durante su participación en el XVIII Congreso de la Fesbal, que se celebra este viernes y sábado en Barcelona y Gerona. En valor monetario, el derroche de comida en España es de 250 euros por persona y año, un total de 12.000 millones de euros: "Esto se contrapone a los solo 84 millones de euros que reciben los bancos de alimentos de los fondos europeos", ha dicho el presidente de la Fesbal.

 El despilfarro de comida y la previsible caída de los fondos europeos son los dos ejes principales del encuentro de los 55 bancos de alimentos españoles, que pretenden elaborar una estrategia común para revertir la situación actual. "Debemos educar a la sociedad para que deje de derrochar y cambie sus hábitos", ha afirmado Busto, que ha anunciado la creación de una Cátedra Banco de Alimentos en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Busto ha explicado que, entre otras medidas, se debe acabar con la costumbre de hacer ofertas 2x1 en los supermercados, porque fomentan el desperdicio, y cambiar la actual forma de envasado. Ha celebrado que se haya decidido eliminar la fecha de caducidad de los yogures, aunque ha calificado la decisión de "anecdótica", porque lo que hace falta es replantear todo el sistema de consumo preferente, según ha planteado.

Estanterías vacías

El presidente del Banco de Alimentos de Barcelona, Antoni Sansalvadó, ha hecho un llamamiento a empresas y entidades a hacer donaciones de productos de alto contenido calórico porque "las estanterías están casi vacías". "Estamos pasando por un bache importante y necesitamos alimentos de alto valor nutritivo", ha lamentado Sansalvadó, que ha pedido priorizar leche, alubias, conservas y aceite, que son fáciles de almacenar.    

Ha recordado que las reservas del banco de Barcelona se llenaron con el Gran Recapte, una campaña que permitió recoger 2.300 toneladas de comida en dos días a finales de noviembre de 2012, pero la alta demanda ha provocado que se haya "acabado la hucha de alimentos".  Sansalvadó ha recordado que los bancos catalanes benefician actualmente a más de 136.000 personas a través de 324 entidades, y ha cifrado en 35 los kilos que despilfarra cada vivienda catalana al año. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios